Vodafone España ingresó por servicio 966,4 millones de euros en su tercer trimestre fiscal (del 1 de octubre al 31 de diciembre de 2019), lo que supone un descenso del 6,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado este miércoles la compañía.

La operadora ha destacado la tendencia positiva de los ingresos, ya que el descenso se ha moderado respecto al segundo y primer trimestre, cuando se registraron caídas del 8% y del 9,3%, respectivamente.

Por su parte, los ingresos totales ascendieron a 1.077,9 millones en su tercer trimestre fiscal, lo que supone un 7% menos que hace un año, según ha señalado la compañía, que ha resaltado que este trimestre arroja datos positivos en todos los segmentos comerciales pese al contexto competitivo.

Vodafone España ha señalado que la agresividad comercial en el sector y el empuje del segmento ‘low end’ siguen impactando «notablemente» los ingresos de este trimestre. Sin embargo, según explica, los buenos resultados comerciales en estos tres meses, con valores netos positivos en todos los frentes, compensan parcialmente estos factores y permiten afianzar la tendencia de mejoría en los resultados de los últimos trimestres.

Así, la base de clientes móviles de contrato de Vodafone España aumentó en 19.000 en el tercer trimestre del año hasta los 11.297.000. La cartera total de clientes móviles se mantiene en 13.575.000.

En fijo, Vodafone España experimentó un crecimiento de 45.000 clientes en los tres meses en su cartera de fibra, hasta los 2.928.000, lo que supone ya un 92,3% de los clientes de banda ancha fija de Vodafone.

Por su parte, el número de clientes de Vodafone TV subió en 56.000 en el tercer trimestre del año, para cerrar diciembre en 1.363.000, en lo que supone el mayor crecimiento trimestral en los últimos tres años.