Economía

Iberdrola dona 8.000 mantas a hospitales de campaña y residencias de ancianos

Un operario traslada cajas de mascarillas donadas por Iberdrola. EP

Iberdrola ha donado 8.000 mantas a hospitales de campaña y residencias de ancianos, que hará llegar a sus destinos en los próximos días, dentro de las medidas puestas en marcha por el grupo para contribuir a mitigar los efectos del coronavirus.

En concreto, la energética ha comenzado el reparto de las primeras 5.500 mantas. Así, entregó este pasado viernes, en el pabellón 9 del hospital de campaña de Ifema en Madrid, 1.000 de las 3.000 mantas que recibirá en total el recinto ferial en las próximas semanas.

Mientras, la Guardia Civil ha recibido, también el viernes, 500 de las 1.000 mantas que se distribuirán entre el hospital de campaña de Logroño y el de San Andrés de la Barca de Barcelona.

Por último, la compañía ha entregado, ese mismo día, las 4.000 mantas donadas a la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid (CAM), que se repartirán entre las residencias de ancianos de la región.

Este reparto de mantas se enmarca en el compromiso del grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán de destinar, al menos, 25 millones de euros a la donación de equipamientos sanitarios en coordinación con las Administraciones Públicas.

La iniciativa se suma a una primera compra de material sanitario de primera necesidad anunciada el pasado lunes y valorada en 22,1 millones de euros, que se entregará a la Administración del país a mediados de abril, y que incluye 450 equipos de respiración, 4,6 millones de mascarillas, 120.000 buzos de protección y 20.000 gafas de protección.

Además, Iberdrola ya trasladó a las consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas su programa de acción global contra el Covid-19, que incluía un plan de atención especial a los servicios hospitalarios en España con el objetivo de asegurar el mantenimiento y calidad del suministro, así como el despliegue de nuevas instalaciones destinadas reforzar el servicio.En total, el grupo ha implementado 107 medidas a nivel global durante esta crisis sanitaria, en la que más de un 90% de la plantilla de oficina se encuentra teletrabajando y en la que se ha reorganizado el trabajo de personal de exterior de las centrales y de las redes de transporte y distribución.

Durante la Junta General de accionistas, celebrada este jueves en la Torre Iberdrola de Bilbao de manera telemática por primera vez en la historia del grupo, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, destacó que el plan integral está permitiendo a la compañía «garantizar la continuidad del suministro eléctrico al conjunto de la población, reforzando a la vez con medios humanos y técnicos aquellas infraestructuras de especial sensibilidad, como hospitales o centros de salud».

Comentar ()