Economía EL GOLPE DEL COVID-19 SE CEBA CON LAS REGIONES TURÍSTICAS

Depender del ‘sol y playa’ condena a islas y Levante a una crisis más dura y más larga

Baleares y Canarias sufrirán desplomes del PIB mucho más graves que el resto de regiones españolas y la recuperación no arrancará hasta 2021, según el servicio de estudios de BBVA.

La playa de Can Pere Antoni en Palma de Mallorca.

La playa de Can Pere Antoni en Palma de Mallorca. D. P. P.

España se prepara para un desplome histórico de su economía este año. Las previsiones del propio Gobierno contemplan un hundimiento del producto interior bruto (PIB) nacional del 9,2% en el conjunto del año por el frenazo de actividad provocado por la epidemia de coronavirus y por todas las restricciones impuestas durante el estado de alarma (y que no se levantarán completamente a corto plazo).

Pero la profundidad del desplome no será igual en todas las regiones. Serán las comunidades autónomas en las que el turismo –singularmente las islas y las regiones mediterráneas- tiene más peso las que van a sufrir una crisis más profunda este año y en las que más va a tardar en arrancar la recuperación. “La dependencia del turismo, el mayor uso de contratos temporales y un mayor porcentaje de pequeñas empresas en las comunidades insulares, del sur y del Mediterráneo pueden generar una mayor contracción en 2020, y hacer que estas comunidades se recuperen más tarde”, alerta en un informe BBVA Research.

Por el contrario, “las comunidades del centro y norte podrían observar una menor contracción de la actividad en 2020, favorecidas por una recuperación más rápida de la actividad en los sectores industriales y menos vinculados al consumo socia”, sostiene el servicio de estudios del banco.

La previsión de BBVA para el conjunto de la economía española es de momento más optimista que la del Gobierno, y anticipa una caída del PIB nacional del 8% en el conjunto del año por golpe de la pandemia del Covid-19 y de las medidas de confinamiento implementadas precisamente para frenar el contagio. La recuperación en 2020 dependerá de la duración de las restricciones, de su impacto en la capacidad utilizada y de las políticas públicas para mitigarlas.

Según las previsiones de BBVA Research, las comunidades más dependientes del turismo y de las actividades de consumo social serán con mucho las más afectadas y además, su recuperación será más lenta. Por ello, en 2020 la caída del PIB será especialmente intensa en Baleares y Canarias, con el desplomes del 17% y  del 13%, respectivamente. La Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia con crecimientos del -8,3%, y Cataluña del -8,2% mostrarían también una pérdida de actividad mayor que el promedio nacional.

BBVA Research estima, en cambio, que en Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja y la Comunidad de Madrid, la contracción de la actividad se ve mitigada por el mejor desempeño relativo de los sectores de actividades como el sector agrario y de alimentación, el sector público o los servicios de alto valor añadido, que se han visto menos afectados en la fase inicial de esta crisis.

Por otro lado, en País Vasco, Castilla y León, Galicia, Navarra y Aragón la actividad también podría caer menos que la media en 2020. En este caso, el retorno más rápido a la normalidad de los sectores industriales puede hacer que en estas comunidades, aunque el impacto inicial sea intenso, resulte también de menor duración. En el caso de País Vasco y Navarra, un mayor espacio fiscal ha permitido políticas más ambiciosas que en otras comunidades autónomas.

Para 2021, a medida que retorne progresivamente la actividad en los sectores afectados por el confinamiento, la recuperación se extenderá hacia el Levante peninsular y las comunidades insulares, aunque de forma asimétrica. Según las proyecciones de BBVA, Baleares y Canarias, tras la fuerte contracción de 2020, serán las comunidades con mayor crecimiento, del 9,6% y 7,8% respectivamente. No obstante, su PIB se situará aún un 5% por debajo de los niveles alcanzados en 2019.

La mayor actividad turística, respecto a 2020, también beneficiará a las comunidades del arco mediterráneo: el crecimiento en Andalucía (5,8%), Murcia (6%), Cataluña (6%) y Comunidad Valenciana (6,1%) se situará por encima de la media de España, favorecidas por la recuperación del turismo. Las dos últimas, además, se verán también favorecidas por la progresiva recuperación de la actividad industrial y exportadora, cuya mejoría se extenderá también al resto de comunidades del norte. En este punto, la diversificación de los mercados exteriores, y en particular hacia países que estén más adelantados en la superación de la crisis sanitaria, como los asiáticos, puede ayudar también a la reactivación de la actividad.

Comentar ()