Economía

El Banco de España empeora sus previsiones: augura una caída del PIB de entre el 9 y el 15%

La entidad prevé una caída de la economía española de entre el 16 y el 21% para el segundo trimestre

La banca española se ahorrará 400 millones al año con el alivio del BCE a los tipos negativos.

Sede del Banco de España, en Madrid. Banco de España

El Banco de España ha actualizado sus proyecciones macroeconómicas para la economía española. Ante la incertidumbre causada por la crisis del coronavirus, la entidad ha optado por dibujar tres escenarios, igual que hizo en abril, con una caída del producto interior bruto (PIB) de entre el 9 y el 15%.

El primer escenario, el de recuperación temprana, contempla que no habría rebrotes de la pandemia y establece una tasa de paro del 18,1% para este año, del 18,4% para el próximo y del 17,1% para 2022. El segundo escenario, incluye una caída del PIB del 11,6% para este año, aunque con una recuperación de hasta el 9,1% para el próximo año y del +2,1% en 2022.

En este escenario de recuperación gradual, el Banco de España tiene en cuenta que podría haber posibles rebrotes pero con menor intensidad. En este sentido, estima una tasa de paro del 19,6% para este año, del 18,8% para el próximo y del 17,4% para 2022. Por último, la entidad ha publicado un tercer escenario, de «riesgos», en el que serían necesarias nuevas medidas de confinamiento. Bajo este escenario, el PIB caería un 15,1% este año y se recuperaría con un crecimiento del 6,9% el próximo. En cuanto a las tasas de paro para los próximos dos años, serían superiores al 20%: 23,6% este año, 24,7% en 2021 y 22,2% en 2022.

Según fuentes de la dirección general de Economía y Estadística del Banco de España, la tasa de paro de 2021, superior a la de este año para el escenario de recuperación temprana se explica por la evolución de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). En este sentido, apuntan que la hipótesis es que los ERTE de fuerza mayor se mantienen solo hasta finales de junio.

«Cabe esperar que las transiciones del empleo al desempleo se nutran tanto de trabajadores que no estaban en ERTE como de trabajadores que sí lo están», insisten las mismas fuentes. Con todo, la entidad actualizará sus previsiones en septiembre.

En cuanto a la deuda pública, oscilará este año entre el 114,5% y el 119,3% del PIB, para situarse entre el 11,7% y el 115,9% en 2021. El déficit público escalará a una horquilla de entre el 9,5% y el 11,2% este ejercicio y entre el 5,8% y el 6,8% el próximo, según las previsiones.

Caídas trimestrales

En el informe publicado este lunes, el Banco de España incluye las previsiones trimestrales para este año. En este sentido, la entidad cree que habrá que esperar al tercer trimestre para ver al PIB en cifras positivas. De hecho, para el segundo trimestre del año estima una caída de entre el 16 y el 21,8%, un descenso muy superior al del primer trimestre, del 5,2%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A partir del tercer trimestre, cuando España ya haya salido por completo del estado de alarma, el Banco de España prevé un crecimiento del 16% en el escenario de recuperación temprana y del 19,3% para el de recuperación gradual. La economía nacional terminaría el año con crecimientos de entre el 3 y el 6,3%, según la entidad.

Desde la dirección general de Economía y Estadística advierten de que los escenarios planteados no son comparables con los de abril ya que han cambiado «determinados supuestos», como por ejemplo el confinamiento, que está siendo más largo de lo inicialmente previsto. Además, apuntan a que en «2022 puede que no hayamos recuperado el PIB de 2019».

Créditos ICO e ingreso mínimo vital

El Banco de España no ha tenido en cuenta el ingreso mínimo vital para el cálculo del déficit aunque auguran que tenga un impacto positivo sobre el consumo privado.

Por otra parte, aunque no se ha publicado una estimación de la morosidad derivada de los créditos ICO, las mismas fuentes apuntan que las previsiones se han calculado teniendo en cuenta un impacto sobre las cuentas públicas de unos 4.000 millones de euros.

Comentar ()