Economía

Los españoles no saben a dónde van a parar sus impuestos

Los vascos y navarros son los que mejor identifican qué administración es responsable de cada tributo

Oficina de la Agencia Tributaria. EP

La distribución de ingresos y competencias de España dificulta que los ciudadanos conozcan a qué se dedican sus impuestos o qué administración -local, regional o central- recauda cada tributo. Esto provoca que menos de un 30% de los españoles sepa identificar a quién pertenece la recaudación del IVA, del Impuesto de Sociedades o del IVA.

Ese dato se extrae del Barómetro Fiscal del IEF de 2015, a través del cual, tres investigadores de la Universidad de Zaragoza trazan el perfil del español que mejor conoce a quién paga sus impuestos. El estudio “Who knows whom we pay taxes to? Tax visibility in a decentralized country: The case of Spain” (¿Quién sabe a quién pagamos los impuestos? Visibilidad fiscal en un país descentralizado: el caso de España), publicado por Fedea, concluye que los ciudadanos que residen en las comunidades autónomas forales tienen mayor conocimiento de qué administración recauda sus tributos.

Julio López-Laborda, Fernando Rodrigo y Eduardo Sanz-Arcega prueban distintas hipótesis y eligen los siete impuestos del Barómetro Fiscal (Impuesto sobre Sociedades, IRPF, IVA, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, IBI e Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica) para definir cuál es el perfil que mejor identifica las competencias fiscales de cada administración.

Tras probar variables relacionadas con la visibilidad fiscal, con la demografía o con la opinión de los ciudadanos sobre la intervención pública, el estudio afirma que si un ciudadano identifica qué servicios son competencia de una administración, es más probable que sepa qué impuestos recibe. Sin embargo, consideran “llamativo” el hecho de que una persona sea usuaria de un servicio no hace más probable que sepa qué impuestos lo hacen posible. El documento señala que en casi todos los cálculos la visibilidad de los impuestos “crece cuando el gobierno regional tiene mayoría absoluta”.

Vascos, navarros y con estudios

El estudio concluye que los ciudadanos del País Vasco y Navarra son los que tienen mayor probabilidad de identificar correctamente qué administración recibe el IRPF y el IVA. Sin embargo, residir en una comunidad foral reduce la probabilidad de identificar al impuesto de sociedades como un impuesto foral.

Según el estudio, los ciudadanos que mejor identifican este impuesto son aquellos que consideran que uno de los principales objetivos de la intervención pública es la redistribución y si viven en una región “en la que no gobierna el PP”.

Además, “un mayor nivel de educación incrementa la probabilidad de identificar correctamente la distribución de los impuestos entre los distintos niveles de gobierno”. Sin embargo, “ser un estudiante universitario” reduce la probabilidad de señalar correctamente qué impuestos corresponden a las administraciones locales. Los investigadores señalan que se puede justificar porque probablemente el estudiante no pague esos impuestos.

Consecuencias y recomendaciones

El hecho de que los ciudadanos desconozcan quién recauda los impuestos tiene algunas consecuencias. “Sin una percepción adecuada de los costes y beneficios de la intervención pública realizada por cada administración, no se puede esperar un comportamiento responsable, ni de los ciudadanos en su demanda de servicios públicos a sus respectivos gobiernos, ni de estos en la provisión de los mismos”, apuntan los autores. Además, tiene implicaciones políticas, según el estudio, cuanto menos conocimiento haya de a quién pertenece cada política, más posibilidades hay de que los políticos en el cargo sean reelegidos.

Un mayor nivel de educación incrementa la probabilidad de identificar correctamente la distribución de los impuestos

Para ponerle remedio, los investigadores señalan algunas propuestas. La primera idea pasa por “simplificar las funciones entre los distintos niveles de Gobierno e informar a los ciudadanos de forma precisa sobre la distribución”. Por otra parte, los datos sobre Navarra y País Vasco sugieren que “una expansión de poderes de las Comunidades Autónomas bajo el régimen común sobre impuestos cedidos podría ayudar a la visibilidad de esos impuestos”.

Otra opción pasa por “enfatizar” a qué dedican ayuntamientos, gobiernos regionales y administración central cada impuesto. Los investigadores proponen mensajes como el siguiente: “La pérdida de ingresos por la exención a familiares cercanos del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones es equivalente al gasto regional en X servicio público”.

Por último, ciudadanos con mayor nivel educativo estarán presumiblemente más “preparados e interesados en asuntos relacionados con la intervención pública”.

Comentar ()