Economía

Albella (CNMV) defiende que las posiciones cortas “identifican debilidades y desinflan burbujas”

La CNMV rechaza el criterio del Gobierno y mantiene la autorización de la opa de Atlantia sobre Abertis.

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella. E.I.

Sebastián Albella, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha vuelto a defender la labor positiva de las posiciones cortas, un tipo de operativa no exenta de polémica que ha sido responsable de parte del desplome de las Bolsas, que ya han recuperado sus pérdidas, al inicio de la crisis del Covid-19.

«Los cortistas tienen efectos positivos en el mercado porque incrementan liquidez, ayudan a identificar debilidades de compañías pronto y ayudan a desinflar burbujas antes», ha explicado el presidente del supervisor durante un encuentro organizado por el Consejo General de Economistas.

Espero que no tengamos que adoptar esta medida nunca más»

Sebastián Albella

No es la primera vez que Albella destaca la labor positiva de los fondos que operan en corto, es decir, que apuestan contra valores bursátiles y ganan cuando se desploman, pero sí desde que la CNMV tuviera que prohibir esta operativa durante dos meses por su efecto en las Bolsas. La decisión llegó después de que el Ibex 35 llegó a perder un 14% en una sola sesión.

La CNMV decidió levantar esta prohibición hace un mes al considerar que la situación no era tan grave y los cortistas aprovecharon para entrar con fuerza en compañías del Ibex 35 como Sabadell, que ha llegado a caer hasta un precio de 0,271 euros por acción.

Con todo, Albella ha defendido que tanto la CNMV como el resto de supervisores europeos que tomaron la decisión de prohibir los cortos temporalmente «hicieron bien», pero también al permitir de nuevo esta operativa, dado que la situación se había «normalizado».

«Seguimos estando en una situación especial. Espero que no tengamos que adoptar esta medida nunca más», ha deseado Albella.

«Cuatro años es un mandato corto»

Por otra parte, el presidente del supervisor ha rechazado pronunciarse sobre el final de su mandato, que llegará en el segundo semestre de este año, tras haber accedido a su cargo en noviembre de 2016.

Sin embargo, ha valorado que la duración que «se está convirtiendo en norma» en los organismos financieros es el de seis años, dos más que el que tiene la presidencia de la Comisión. «Cuatro años es un mandato relativamente corto», se ha limitado a señalar a cinco meses de agotar su mandato.

Comentar ()