Economía

Los bancos se lanzan a la venta de móviles y electrodomésticos para arañar ingresos

Las entidades buscan retener clientes y crecer en crédito al consumo

Móviles

EFE

Los bancos españoles están explorando nuevos negocios para afrontar con mayor seguridad el pantanoso camino de la rentabilidad por el que llevan transitando los últimos meses y que se va a resquebrajar aún más con el impacto económico de la pandemia. Con este objetivo, algunos se han estrenado en la venta de productos electrónicos y electrodomésticos que, además, se ofrecen a financiar a tipos muy competitivos.

Entre ellos, Bankia lanzaba el miércoles su portal de ventas online Bankia Shop, en el que pone a disposición de sus clientes productos como teléfonos móviles, portátiles, frigoríficos, lavadoras, robots de cocina, televisores, altavoces, proyectores o robots aspiradores. El banco, además, da la oportunidad de pedir un préstamo para financiar la compra, que se concede en todos los casos al 0% y no tiene comisiones, aunque de momento es solamente para sus ya clientes.

No es la primera vez que una entidad española comienza a vender productos de consumo. CaixaBank lleva un tiempo haciéndolo y, de hecho, la entidad puso en marcha hace un par de años una tienda física de electrodomésticos en Málaga que financiaba productos desde el 0% TAE, con lo que se granjeó las críticas de la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos, que le acusaba de un “intento desleal” de competencia.

La propia entidad, de hecho, lanzó el miércoles la renovación de su marca Imagin, su entidad únicamente móvil, que también venderá a partir de ahora móviles con opción a financiarlos a través de su ImaginShop.

Otros bancos, como Santander, ofrecen a sus clientes alquilar determinados productos electrónicos, como iPhones, o se lanzan a la venta de productos de alimentación y reciclados, como hace BBVA con Amazon en colaboración con el Celler de Can Roca.

Márgenes y retención de clientes

Esta nueva área de negocio permite a estas entidades diversificar e incrementar sus ingresos a través de los márgenes de venta que obtienen entre la compra al por mayor y la venta al cliente de estos productos, al tiempo que pueden aumentar su cartera de financiación al consumo, un segmento que algunas entidades normalmente explotan a través de alianzas con grandes marcas de distribución, como El Corte Inglés o Media Markt. 

Esta nueva área de negocio permite a las entidades diversificar e incrementar sus ingresos a través de los márgenes de venta

La financiación al consumo, además, ha perdido fuerza en las últimas semanas debido a la incertidumbre y el parón de la actividad tras meses en los que los bancos estaban acudiendo en gran medida a este tipo de préstamos, que les reporta más intereses aunque presenta una morosidad más rápida. 

Y en el caso de financiaciones al 0%, ¿qué ganan los bancos con estas ventas? Principalmente, retener a los clientes durante el plazo de devolución del préstamo, así como una mayor vinculación de los mismos, un premio en tiempos de alta competencia bancaria.

Todos quieren ser bancos

Esta tendencia llega en un momento de reconversión del sector, en el que no solamente los bancos buscan crecer en otros negocios sino que otros negocios buscan crecer en el mundo de la banca.

En los últimos meses el sector financiero ha sido espectador de la irrupción en el negocio bancario de Movistar Money, que tiene una alianza con CaixaBank para préstamos al consumo, así como de Orange Bank, un banco por el momento solamente disponible para clientes de la teleco, y debe prepararse para que las grandes tecnológicas empiecen a ofrecer servicios financieros.

Por el momento, Whatsapp ha lanzado una aplicación de pagos en India y Brasil, según publicaba Omicrono, y la matriz de TikTok ha pedido licencia bancaria en Singapur, como daba a conocer Les Echos. Es cuestión de tiempo que lleguen a España.

Comentar ()