González Byass, bodega familiar fundada en 1835, ha abierto el Hotel Bodega Tío Pepe, el primer ‘sherry’ hotel del mundo en Jerez de la Frontera, según ha informado la enseña en un comunicado.

En concreto, esta apuesta por el enoturismo cuenta con diferentes espacios, restaurantes y 27 habitaciones, en los que propone una experiencia basada en la cultura del vino y el brandy de Jerez de la mano de la icónica marca Tío Pepe.

El hotel boutique está integrado en el conjunto monumental del siglo XIX de las bodegas de González Byass y se sitúa en un edificio recuperado, con más de 150 años de antigüedad, formado por cuatro casas que antaño fueron el hogar de los trabajadores de la bodega.

La terraza superior, con vistas a la catedral y el Alcázar, donde se sitúan la piscina, una amplia zona solárium, un ‘chill out’ y un bar-restaurante; los Jardines Pedro Nolasco, una cuidada zona verde ajardinada, y La Recachita, una terraza íntima y tranquila. Además, cuenta con zona fitness, gimnasio, servicios de masaje y vinoterapia.

La experiencia del Hotel Bodega Tío Pepe también se basa en la gastronomía a través de diferentes espacios enogastronómicos y un abanico de propuestas culinarias que abarcan, desde los sabores andaluces más tradicionales, hasta creaciones de vanguardia.