Economía

El BCE urge a la UE a alcanzar un acuerdo pero admite que “en Bruselas las cosas llevan tiempo”

“Espero que tengáis éxito”, ha dirigido a los líderes de la Unión

La presidenta del BCE, Christine Lagarde.

Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo (BCE), ha deseado “éxito” a los líderes de la Unión Europea, que se reúnen este fin de semana para intentar llegar a un acuerdo sobre el fondo de reconstrucción europeo y les ha urgido a ponerse de acuerdo con rapidez, aunque ha reconocido que “en Bruselas las cosas llevan tiempo”.

La presidenta del BCE, que ostentó durante años el cargo de directora gerente del Fondo Monetario Internacional, ha apuntado durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del supervisor que “habitualmente [en Bruselas] las negociaciones consumen mucho tiempo y energía”.

Con todo, ha explicado que los líderes de la Unión “son conscientes de la importancia de no perder el tiempo” para poner en marcha el fondo, que debe ser “rápido, flexible y grande” y se ha mostrado optimista sobre que se terminará aprobando.

“Deseo que tengan un gran espírito de cooperación a los compañeros y amigos que se reúnen en el Consejo Europeo. Lleváis muchas expectativas y espero que tengáis éxito”, ha dirigido a los presidentes y primeros ministros de la Unión, que empiezan mañana una complicada negociación sobre el fondo de reconstrucción europeo, que contempla el reparto de 750.000 millones de euros a través de transferencias y préstamos.

Lagarde cree que “todo el mundo tiene su propia agenda” y que “sería muy sorprendente que todos los proyectos europeos y las preocupaciones de cada Estado miembro se tuvieran en cuenta en el acuerdo”, dejando caer que todos los países deberán renunciar a algo.

No hay motivos para cambiar el tiering

Por otra parte, la presidenta del BCE, que en su reunión de este jueves no ha modificado ningún aspecto de su política monetaria, ha explicado que ni siquiera se ha debatido hoy un hipotético cambio en el tiering, el sistema que puso en marcha en supervisor hace algunos meses para aliviar el efecto colateral de su política monetaria en los balances de los bancos.

El two-tier o tiering es una medida que el supervisor puso en marcha en noviembre del año pasado para compensar a las entidades financieras tras haber elevado la facilidad de depósito, que es la factura que el BCE cobra a los bancos por guardar su excedente de liquidez. Mediante este sistema, una parte de esa liquidez está exenta de la penalización.

Algunos analistas habían especulado con la posibilidad de que el BCE aumentara la parte exenta de penalización este jueves, si bien el supervisor ni siquiera ha debatido la cuestión. «No lo hemos hablado [en la reunión de hoy] porque no vemos una necesidad de revisarlo», ha señalado Lagarde, en cuya opinión el tiering por el momento ha funcionado con éxito.

Te puede interesar

Comentar ()