Economía

Plan de reconstrucción de la UE: estímulos por 750.000 millones, pero solo un tercio serán préstamos

España podría optar a 140.000 millones, de los que 77.000 millones serían en forma de transferencias directas

logo
Plan de reconstrucción de la UE: estímulos por 750.000 millones, pero solo un tercio serán préstamos
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en el Parlamento Europeo.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en el Parlamento Europeo. EFE

Resumen:

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles ante el Parlamento Europeo un plan de estímulos que alcanzará los 750.000 millones de euros. De esa cantidad, la mayoría, 500.000 millones, se pondrán a disposición de los países en forma de transferencias directas. El resto, 250.000 millones de euros, se materializarán mediante préstamos, según ha explicado Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, en una comparecencia ante el Parlamento Europeo.

Así, el Gobierno comunitario asume como propio el plan propuesto por Francia y Alemania, que planteaba 500.000 millones de euros en subvenciones no reeembolsables con el objetivo de evitar un mayor endeudamiento de los países, si bien incluye un tercio del importe dedicado a préstamos para equilibrar los intereses de los países del Sur con los del Norte, que ya habían mostrado su oposición a entregar cantidades a fondo perdido.

Los antiguos prejuicios deben arrinconarse»

Ursula von der Leyen

España sería el segundo país que más podría beneficiarse de este plan. Del total propuesto, podría optar a 140.446 millones de euros, unos 77.324 millones de euros en forma de transferencias a fondo perdido y 63.122 millones en forma de préstamos que posteriormente tendrían que devolverse, según informa Efe citando fuentes comunitarias.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha acogido positivamente este paquete de estímulos, pues recoge algunas de las demandas que España ha ido poniendo sobre la mesa durante las últimas semanas, y confía en que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, proponga una reunión en las próximas semanas con el objetivo de llegar a un acuerdo, según apuntan fuentes del Ejecutivo. También el Gobierno italiano ha celebrado el plan.

Todo lo contrario que en Países Bajos. «Las posiciones son muy distantes y se requiere unanimidad, por lo que las negociaciones tomarán un tiempo y es difícil imaginar que esta propuesta sea el final de dichas negociaciones», indicó una fuente diplomática holandesa, según informa Europa Press.

El anuncio de von der Leyen, que fue adelantado minutos antes en Twitter por el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, ha tenido ya un impacto en las primas de riesgo italiana y española, que caen en torno a un 5% y un 6,5%, respectivamente.

Este plan beneficiaría a países como España, uno de los más afectados en Europa por esta crisis, que lleva semanas empujando para que el plan de reconstrucción ayude a los países en forma de transferencias directas, es decir, a fondo perdido. La propuesta de España era financiar este paquete de estímulos a través de deuda perpetua, pero para conocer si la Comisión Europea accede a este punto conflictivo habrá que esperar a la comparecencia de Von der Leyen.

Durante su exposición ante el Parlamento Europeo, von der Leyen ha explicado que este plan de reconstrucción «no tendrá que ver con las deudas del pasado», debido a que se costeará con cargo al Presupuesto conjunto. «Los antiguos prejuicios deben arrinconarse», ha advertido Von der Leyen, que ha terminado su exposición con un «¡Larga vida a Europa!».

La presidenta de la Comisión Europea ha defendido que la mayor parte del plan la conformen las ayudas a fondo perdido. «El Presupuesto Europeo siempre ha consistido en subvenciones, no es nada nuevo», ha dicho.

Next Generation EU

Este plan, denominado Next Generation EU, tendría el objetivo de elevar el techo de gasto del Presupuesto del Gobierno comunitario en un 2% del Producto Interior Bruto (PIB) de la Unión. Esta financiación se canalizará a través de programas de la UE y se reembolsará a través de los presupuestos durante un «largo período» o, en todo caso, entre 2028 y 2058, según ha dado a conocer la Comisión Europea.

El Gobierno que dirige Von der Leyen ha propuesto modificar el marco presupuestario plurianual 2014-2020 para disponer de 11.500 millones de euros ya en 2020. El plan se basa en tres pilares: apoyo a los Estados a través de inversiones y reformas; activación de la economía incentivando la inversión privada y lecciones aprendidas de la crisis.

En cuanto al primero de ellos, se dotará un Fondo de Resiliencia y Recuperación con 560.000 millones, de los que 310.000 millones serían ayudas y 250.000 millones en préstamos. Otros 55.000 millones supondrán un complemento a los fondos de cohesión y estarán disponibles entre este mismo año y 2022. El plan también propone fortalecer con 40.000 millones el Fondo de Transición Justa y con 15.000 millones el Fondo Agrícola para el Desarrollo Rural.

El segundo de los pilares incluiría un Instrumento de Apoyo a la Solvencia para dotar de apoyo urgente a las empresas, regiones y países más afectados que estaría operativo este año y que tendría un presupuesto de 31.000 millones destinados a movilizar 300.000 millones. Este paquete también incluye dotar un Mecanismo de Inversión Estratégica con 15.000 millones con el objetivo de lograr inversiones por 150.000 millones. Asimismo, la Comisión quiere destinar al programa InvestEU, ya existente, otros 15.300 millones para movilizar inversiones privadas.

Por último, el tercer pilar consistiría en 9.400 millones para reforzar el plan EU4Health, dedicado a gastos sanitarios, 2.000 millones para el rescEU, 94.4000 millones para el forHorizon Europe y 16.500 millones para ayuda externa, incluida la humanitaria.

Comentar ()