Economía

Histórico acuerdo en la UE: España recibirá 140.000 millones del fondo de recuperación

El acuerdo contempla la creación de un fondo de recuperación financiado con deuda común de 750.000 millones de euros, de los cuales 390.000 millones se desembolsarán en subvenciones y 360.000 millones en préstamos

Pedro Sánchez asiste al Consejo Europeo de los días 17 y 18 de julio. EFE

Ha costado más de cuatro días, pero la Unión Europea ha alcanzado al fin un acuerdo histórico. Los Veintisiete han cerrado los detalles del fondo de reconstrucción, por el que España recibirá unos 140.000 millones de euros, de los que 72.700 millones llegarán en forma de ayudas directas, según ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al valorar el acuerdo alcanzado en la madrugada de este martes por el Consejo Europeo.

«Es un gran acuerdo para Europa y para España, no les quepa duda que hoy se ha escrito una de las páginas más brillantes de la historia de la UE», dijo Sánchez en rueda de prensa en Bruselas poco después de lograrse por fin el consenso, informa Efe.

El jefe del Ejecutivo español definió el acuerdo también como «un auténtico ‘Plan Marshall’ para dar respuesta contundente a la crisis de la COVID-19 pero también para abordar las transformaciones que el país necesita en el futuro, y destacó el hecho «inédito» de que la Comisión Europea se vaya a endeudar por primera vez para financiar el fondo.

Han sido necesarias cuatro sesiones, varios plenos de los Veintisiete y decenas de reuniones bilaterales hasta que los líderes de la Unión Europea han llegado a un consenso sobre el presupuesto comunitario para los próximos siete años y el paquete de estímulos para ayudar a los países más afectados económicamente por la pandemia, entre los que se encuentra España. Lo han hecho en la madrugada de este martes.

Con un sencillo mensaje anunciaba la histórica noticia el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. «Deal! (acuerdo)», ha escrito el belga en su cuenta de Twitter a las 5,31 horas, una vez finalizado el pleno en el que se ha logrado el acuerdo.

«¡Día histórico para Europa!», ha celebrado en Twitter el presidente francés, Emmanuel Macron. Por su parte, la primera ministra belga, Sophie Wilmès, señalaba que se trata de «un buen acuerdo». «Nunca la Unión Europea había decidido invertir de una manera tan ambiciosa en el futuro», ha afirmado en la misma red social.

Menos subvenciones

El plan aceptado por los Veintisiete contempla la creación de un fondo de recuperación financiado con deuda común de 750.000 millones de euros, de los cuales 390.000 millones se desembolsarán en subvenciones y 360.000 millones en préstamos. Se trata del último de los planes propuestos por Michel, que ha pasado los últimos cuatro días intentando glosar las peticiones de los Veintisiete en un solo acuerdo, cuyas cifras han ido variando a lo largo de las horas.

El acuerdo contempla un fondo de recuperación financiado con deuda común por 750.000 millones de euros, de los cuales 390.000 millones se desembolsarán en subvenciones, cifra muy inferior a la propuesta inicial

Finalmente, el compromiso se queda más cerca de la primera cifra, pero supone un recorte de 110.000 millones en las ayudas directas con respecto a los 500.000 millones de euros que propuso la Comisión Europea, lo que se ha traducido en reducciones de la dotación de varios programas comunitarios apoyados por el fondo.

A cambio, se entregarán más ayudas en forma de deuda, hasta 360.000 millones frente a los 250.000 millones propuestos en un inicio por la Comisión.

Para alcanzar el pacto ha sido necesario hacer concesiones a los autodenominados frugales (Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia), a los que se sumó Finlandia, que han conseguido recortar el volumen de ayudas, tener mayor control sobre las mismas y mantener sus descuentos en la contribución al presupuesto.

Los grandes países, Alemania, Francia, Italia y España, apoyados por la mayoría de los Veintisiete, querían como mínimo 400.000 millones de euros en subvenciones, mientras que los frugales proponían 350.000 millones.

Control sobre las ayudas

El acuerdo refuerza, además, el control sobre la concesión de ayudas directas para contentar a Países Bajos, que reclamaba que los países pudiesen vetar los planes de reformas e inversiones de sus socios, mientras que la Comisión Europea planteaba que se pronunciasen solo a nivel técnico.

Por otro lado, aumentan los descuentos que tienen los frugales en su contribución al presupuesto por aportar más de lo que reciben, los conocidos como cheques, con lo que el impacto de estas ayudas será menor. 

Los líderes de la Unión han dado, asimismo, luz verde al presupuesto para el periodo 2021-2027, los próximos siete años, de 1,074 billones de euros.

La cumbre, una de las más importantes de la historia de la Unión Europea y la más larga hasta el momento, se salda así con acuerdo tras cuatro días de negociaciones, en los que no han faltado las tensiones y los reproches entre los Estados. A un lado, los llamados frugales, los países del Norte, enfrentados a los del Sur, entre los que se encuentran España e Italia, los que más sufrirán las consecuencias económicas de la pandemia.

Las tensiones han sido una constante durante las negociaciones, en las que se han producido unos seis encuentros entre los Veintisiete (uno de ellos terminado de madrugada) y decenas de reuniones bilaterales, algunas organizadas por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y otros por los propios países por su cuenta.

Comentar ()