Economía

El mapa de la debacle del turismo en el año del Covid

El turismo se prepara para un 2020 negro. El sector, con mucho el más afectado por la crisis del Covid-19, afronta un desplome histórico y las perspectivas de recuperación que se manejaban a principios de verano ahora se esfuman en plena ola de rebrotes y contagios.

Las previsiones del sector para el 2020 siguen empeorando en las últimas semanas. La industria del sol y playa perderá en 2020 un 64,7% de su PIB sectorial, con una caída de la actividad de 98.753 millones de euros, según las últimas estimaciones para el conjunto del año de Exceltur, un lobby que agrupa a una treintena de las mayores empresas turísticas del país (Meliá, Iberia, Globalia, NH Hotel Group, Iberostar, Riu, Amadeus o Renfe).

Un zarpazo de casi 100.000 millones que hará que la tradicional locomotora de la economía española se convierta este año en un lastre para el Producto Interior Bruto (PIB) nacional, concentrando previsiblemente más del 57% de la caída de entorno al 15% de toda la economía española que Banco de España o la OCDE calculan para este ejercicio.

El conjunto del turismo español encara un derrumbe este año, pero la intensidad del golpe será desigual entre las diferentes regiones. Las comunidades autónomas que más dependen de las llegadas de turistas extranjeros son las que sufrirán mayores caídas de su PIB sectorial. Cuando empezaba a recuperarse la demanda los viajeros internacionales volvió a hundirse por los vetos de países europeos a los viajes a España de sus ciudadanos por los contagios desbocados.

“La adversa y dramática coyuntura turística en la que estamos inmersos generará un intenso impacto en todas las CCAA y destinos turísticos españoles, con diferentes grados de intensidad en función de la mayor o menor presencia de la demanda externa, de la de largo radio, del turismo de negocio y de la mayor o menor estacionalidad y el consecuente peso de la temporada veraniego sobre el total del año”, explica Exceltur en su último informe.

Baleares será la que sufra una mayor una caída del PIB de su turismo, con un desplome del 80,5% en el conjunto del año, lo que supone una pérdida de 12.717 millones de euros de actividad tanto directa como indirecta, según las proyecciones que maneja Exceltur. Le sigue Cataluña, con un descenso del 68,5% de su PIB turístico, y un zarpazo en su actividad de 19.915 millones de euros. [Ver mapa].

“Baleares y Cataluña serán los que mayor impacto desfavorable experimenten por la elevada presencia de turismo extranjero”, explica la asociación de grandes empresas del sector, “concentrado en los dos trimestres centrales del año en el caso de Baleares y el litoral catalán, junto a la dependencia del largo radio y turismo de negocios”, en el caso concreto de Barcelona.

La Comunidad de Madrid, como sucede con otros grandes destinos urbanos, también sufrirá una intensa caída de actividad por la pandemia debido al peso que tienen los viajes de negocios y de congresos, actualmente prácticamente inexistentes, y por la mayor afluencia de viajeros internacionales. La Comunida de Madrid perderá un 66,2% del PIB de su sector turístico, con un golpe de 12.685 millones de euros.

Las comunidades con mayor presencia de demanda española, como Andalucía y Comunidad Valencia, sufrirán fuertes caídas, pero menos intensas. Andalucía perderá un 60,6% el PIB turístico, con 15.118 millones menos, y Comunidad Valenciana se dejará un 63% de actividad, con 11.397 millones menos. Igualmente, Galicia  registrará una caída del 52,7% de su PIB, con 3.586 millones de euros menos, dado el mayor preso de la demanda nacional y de los viajes de proximidad, como sucede en otras regiones del norte de España y del interior.

Caso particular es el de Canarias, porque es la única región en que su verdadera temporada alta es en invierno. De momento, las previsiones de Exceltur para el archipiélago son mejores que las del resto de grandes regiones turísticas porque aún se confía en llegar a fin de año con menos restricciones a los viajes por parte de los países europeos. Por eso, la estimación del lobby es de momento que Canarias tenga un comportamiento ligeramente mejor, con una caída del 61,2% de su PIB turístico, y un golpe del 9.822 millones.

El peso del turismo en cada comunidad también va a determinar la intensidad de caída del PIB general de cada región. Según las estimaciones de BBVA Research la profundidad del desplome no será igual en todas las regiones, y serán las comunidades autónomas en las que el turismo tiene más peso –singularmente las islas y las regiones mediterráneas-  las que van a sufrir una crisis más profunda este año y en las que más va a tardar en arrancar la recuperación. 

El servicio de estudios de BBVA mantenía a finales de julio una previsión de que el conjunto de la economía española caerá un 11,5% este año, pero la dependencia del turismo anticipa que el desplome será mucho mayor en Baleares (-20%), Canarias (-16%), Andalucía (-12,1%), Cataluña (-12%) o Comunidad Valenciana (-11.9%). Por el contrario, las comunidades del centro y norte podrían observar una menor contracción de la actividad en 2020, favorecidas por una recuperación más rápida de la actividad en los sectores industriales y menos vinculados al consumo social.

Comentar ()