Economía

El turismo se hunde hasta niveles de los noventa arrastrado por la ola de contagios

El sector perderá este año dos tercios de su PIB con casi 100.000 millones menos y dejará de ingresar divisas por casi 53.000 por el desplome de la llegada de turistas extranjeros.

Cartel informativo sobre el uso de gel hidroalcohólico en una playa de Mallorca.

Cartel informativo sobre el uso de gel hidroalcohólico en una playa de Mallorca. efe

El turismo español afronta este año un derrumbe histórico. El sector es con mucho el más afectado por la crisis del Covid-19 y las previsiones que manejan las grandes empresas no dejan de empeorar en plena ola de rebrotes. El turismo, tradicional locomotora de la economía española, se ve abocado a convertirse este año en el principal causante del desplome del PIB nacional por la pandemia.

Tras meses de parálisis total, el sector inició su reactivación muy a finales de junio con el fin de las restricciones de movilidad dentro del país tras el estado de alarma y con el levantamiento del cierre de las fronteras. Pero la recuperación en julio fue aún más tímida de lo que se anhelaba y los vetos de países europeos (cuarentenas forzosas, inclusión de España en listas negras de países de riesgo…) han dado la puntilla a una temporada estival entre la proliferación de los contagios.

Con la situación epidemiológica agravándose en las últimas semanas, las previsiones del sector para el 2020 siguen empeorando. La industria del sol y playa perderá en 2020 un 64,7% de su PIB sectorial, con una caída de la actividad de 98.753 millones de euros, según las nuevas estimaciones para el conjunto del año de Exceltur, un lobby que agrupa a una treintena de las mayores empresas turísticas del país (Meliá, Iberia, Globalia, NH Hotel Group, Iberostar, Riu, Amadeus o Renfe).

Una previsión que empora en 15.620 millones la que la propia asociación manejaba hace poco más de un mes y que Exceltur justifica en las mucho peores expectativas de demanda de los turistas extranjeros por las recomendaciones de no viajar a España de grandes países emisores Reino Unido o Alemania (el 84% de la revisión a la baja del lobby se debe, de hecho, a la caída prevista de la demanda externa).

El turismo concentraría más del 57% de la caída de entorno al 15% del producto interior bruto (PIB) de toda la economía española que Banco de España o la OCDE calculan para este ejercicio. Y, con ello, sector hunda su aportación a la riqueza nacional hasta niveles de hace un cuarto de siglo y regresará hasta mediados de los años noventa.

El desplome  por la pandemia hará que la aportación del turismo al PIB español pase de los 153.900 millones de 2019 hasta apenas 55.150 millones de euros durante este año. Una inyección al conjunto de la economía española que será la más baja desde 1997, cuando fue de 54.267 millones, según los datos de la Cuenta Satélite de Turismo del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El turismo ya había roto en los dos últimos años una racha de una década en que el sector creció por encima del ritmo del PIB general. E incluso durante la Gran Recesión el sector sólo sufrió un año en números rojos frente al lustro negro del conjunto de la economía española. Sin embargo, la pandemia y su especial incidencia en los viajes van a hacer que la industria turística concentre mayor parte de la caída del PIB español por la crisis.

Derrumbe de las ‘exportaciones’ del turismo

En paralelo, tras nueve años consecutivos de récords, España sufrirá también una debacle en la cuenta de ingresos por turismo, lo que gastan los viajeros internacionales en el país y que a efectos prácticos tienen en la contabilidad nacional una incidencia igual a la de las exportaciones. Sin apenas llegadas de turistas, los ingresos se desploman: entre enero y junio vinieron un total de 10,8 millones de viajeros extranjeros, un 71% menos de los más de 38 millones registrados en el mismo periodo del año pasado.

El sector augura un desplome de los ingresos que genera los visitantes internacionales que fulminará casi tres cuartas partes de los ingresos registrados el año pasado, con un descenso del 74%.  Exceltur calcula que durante el conjunto del año los ingresos por turismo exterior de la economía española se hundirán en 52.862 millones de euros en relación a los registros de 2019.

Con ello, las estimaciones de la organización empresarial apuntan a que España ingresará este año apenas 18.375 millones de euros, el peor dato desde 1994, según la serie histórica revisada por el Banco de España. España registró el año pasado su noveno ejercicio consecutivo de récord de ingresos por turismo, alcanzando los 71.237 millones de euros, un 3,2% más que en el año anterior, según los registros de la balanza de pagos.

Los ingresos reales por turismo son los que efectivamente revierten en la economía de España, los gastos que los visitantes extranjeros efectúan durante su estancia en el país. Los ingresos por turismo son medidos a efectos contables en la balanza de pagos como exportaciones del país, lo que de facto ha colado al turismo durante más de una década como uno de mayores sectores exportadores nacionales y que lo ha convertido en un salvavidas para la balanza de pagos.

Comentar ()