Economía

Así quiere transformar Endesa X tu hogar, tu negocio y tu ciudad

La transición hacia un modelo energético más eficiente y menos contaminante es imparable. Lo tienen asumido las administraciones; y, por supuesto, las empresas, que se han convertido en los mejores catalizadores de un proceso que transformará nuestro entorno.

A medida que avance esa transición, nuestros hogares, nuestros negocios y nuestras ciudades irán amoldándose a las nuevas tendencias. Cambiará la manera de consumir energía en casa, con el fomento de tecnologías que permiten sacar el máximo partido a nuestros electrodomésticos. Las mismas innovaciones servirán para que las empresas -desde las más grandes a las más pequeñas- sean más eficientes desde el punto de vista energético. Y por supuesto, se transformará la manera de desplazarnos, con el motor eléctrico como gran vector.

Esos cambios de paradigmas ya están en marcha y han dado a luz a nuevos productos y servicios, desarrollados por las compañías más punteras. Endesa X es un ejemplo. El grupo que lidera José Bogas puso en marcha esta filial con un objetivo definido: aprovechar el inmejorable posicionamiento de Endesa en el mercado energético para extender su oferta de servicios y ampliar su base de clientes.

«Hay dos cosas que reflejan a la perfección la idea de que todo está absolutamente conectado en este mundo: el medioambiente, cuyo cuidado hoy celebramos, y la energía. No se puede alterar, modificar o mejorar ningún eslabón en esas cadenas sin que se altere el resto», explica Josep Trabado, director general de Endesa X. «Eso hace que tengamos que ser especialmente cuidadosos en lo primero, el medioambiente, y especialmente innovadores en lo segundo, la energía», añade el directivo.

Según Trabado, Endesa X nace «para unir bajo un mismo paraguas todas las soluciones innovadoras que Endesa ofrece a los clientes: desde puntos de recarga para vehículos eléctricos hasta bombas de calor pasando por nuestra herramienta de gestión de la ciudad (alumbrado, tráfico…) para ayuntamientos». 

Endesa X se plantea la meta de alcanzar los dos millones y medio de clientes particulares en 2023. Para esa fecha, también pretende suministrar sus servicios a cerca de 40.000 comercios y pymes. Con casi 300 empleados y un objetivo de facturación de 250 millones de euros anuales, Endesa X trabaja con una triple base de clientes: particulares, empresas y administraciones. La empresa quiere apoyar a los tres colectivos en el camino de la transición energética. Además, la compañía cuenta con otra importante división de negocio centrada de lleno en la movilidad eléctrica.

Ejemplos de nuevos productos hay muchos. En el caso de los hogares, por ejemplo, Endesa X ha instalado ya más de 2.000 termostatos inteligentes. Se llaman Homix y cuestan 140 euros. El objetivo de la empresa es ir comercializándolos con las nuevas calderas.

El giro de la política energética hacia un entorno más eficiente y renovable ya está potenciando la instalación de placas solares, de puntos de recarga para vehículos o de calderas inteligentes. Todos esos productos están ya en el catálogo de la empresa eléctrica.

En cuanto a las pymes -de comercios a talleres, pasando por pequeñas industrias-, Endesa X ofrecerá distintos servicios de consultoría, aprovechando la amplia experiencia del grupo en gestión energética. Entre las herramientas que ofrece la filial de Endesa está la inteligencia artificial, que se aplica a mejorar el uso de la electricidad, la calefacción o el aire acondicionado.

Las urbes, ante la nueva realidad

Las ciudades son la tercera pata de la oferta de Endesa X. «Todas las urbes se enfrentan al desafío de adaptarse a una nueva realidad en la que los espacios compartidos sean lo más seguros y saludables posible», señalan desde la empresa. «En Endesa X planteamos diferentes soluciones tecnológicas dirigidas a ciudades inteligentes para que esa transformación también haga de las urbes espacios sostenibles en los que vivir».

La filial de Endesa ofrece distintos tipos de servicios: de alumbrado público inteligente, de eficiencia energética en edificios administrativos o de iluminación arquitectónica.

Sin embargo, es en el campo de la movilidad eléctrica donde más fuerte quiere jugar la compañía a corto y medio plazo. «El futuro apuesta por la movilidad sostenible y el objetivo de Endesa X es crear oportunidades que beneficien a la sociedad a través de productos y servicios que fomenten la transformación energética, la sostenibilidad y la digitalización», explican desde el grupo.

La compañía considera que las últimas medidas impulsadas desde la Administración central -fundamentalmente, ayudas a la renovación del parque móvil- darán un fuerte empujón a la demanda de vehículos eléctricos.

OneElectric, el primer renting eléctrico

Endesa X quiere aprovechar esa ola para ofrecer distintos tipos de servicios: de puntos de recarga en los hogares para particulares a soluciones a medida para empresas que tienen una flota -grande o pequeña- de vehículos.

Entre los últimos lanzamientos de la empresa está OneElectric, el único renting eléctrico del mercado diseñado para facilitar a las empresas su adaptación a la movilidad eléctrica. Tras la iniciativa está -junto a Endesa X- Athlon, la empresa de renting multimarca del grupo Daimler.

En una sola cuota fija mensual y con un único intermediario, se ofrece toda la solución: el renting de un vehículo eléctrico o híbrido enchufable de cualquier marca, el seguro, mantenimiento y neumáticos; y, lo que es más novedoso, la instalación de los puntos de recarga, su mantenimiento e incluso la posibilidad de incorporar un bono de kilovatios para poder recargar en la red pública de Endesa X.

“Queremos facilitar a las empresas el cambio hacia una movilidad mucho más sostenible y llevamos ya muchos años con esa cultura integrada en nuestra compañía», explicó Josep Trabado en la presentación del nuevo servicio.

Soluciones contra el Covid

La empresa también ha potenciado innovaciones para apoyar a los profesionales afectados por el Covid. Por ejemplo, AIR QUALITY es una nueva solución que permite monitorizar la calidad del aire interior en los establecimientos, controlar su aforo y gestionar la climatización de forma remota limitando el riesgo de contagio.


Comentar ()