Economía

Las grandes empresas ya planean casi 9.000 despidos para el próximo año

La previsión del Gobierno es que la tasa de paro alcance el 17,1% este año y se reduzca al 16,9% en 2021

oficina-empleo-paro

Y tras los ERTE, llegaron los ERE. Desde que empezó la crisis del coronavirus, los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), la cláusula de mantenimiento del empleo de estos y la prohibición de despidos han amortiguado el impacto de la pandemia en las cifras del paro. Sin embargo, como ya advertían algunos economistas, la vuelta al trabajo de todos los empleados que llegaron a estar en un ERTE no está siendo viable, sobre todo teniendo en cuenta que estamos ante una segunda ola de la crisis sanitaria.

Las grandes empresas ya han empezado a anunciar Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), es decir, despidos masivos. El Banco Santander ha puesto sobre la mesa el despido de 4.000 personas y Alcoa o Indra suman otro millar.

Ibercaja, Aernnova, Airbus, Gestamp, Coca-Cola, Acciona, Roche Farma y ACS también han planteado ERE en sus plantillas. Unidad Editorial y Carrefour Viajes han sido de las últimas en sumarse a esta opción. Si se tienen en cuenta las cifras que manejan todas las compañías mencionadas, el número de despidos roza los 9.000.

Varias de estas empresas ya se encuentran en un proceso de negociación que seguramente culminará a principios del próximo año. Miles de puestos de trabajo que sumarán a los que se encuentran ahora mismo en suspensión y a los 3,8 millones de parados que ya hay en España.

Expectativas para 2021

Las previsiones del Gobierno son que la tasa de paro sea del 17,1% este año y del 16,9% el próximo. Sin embargo, desde el ámbito empresarial se prevé que 2021 sea un año en el que se siga destruyendo empleo.

De hecho, Luis Jiménez-Arellano, abogado responsable del área de Derecho Laboral del bufete Mas y Calvet, advierte de que parte de las empresas que se han acogido a ERTE este año, podrán realizar despidos a partir de enero puesto que «el plazo de los seis meses de restricción de los despidos, se cumplirá muy previsiblemente a partir de enero de 2021». «Nos encontramos a escasas semanas del pistoletazo de salida de abundantes despidos», añade.

Nos encontramos a escasas semanas del pistoletazo de salida de abundantes despidos»

luis jiménez-arellano, responsable del área de derecho laboral del bufete mas y calvet

Con todo, recuerda que las empresas tienen otras alternativas al despido, como la «modificación sustancial de las condiciones de trabajo o las novaciones contractuales».

El director del Adecco Group Institute, Javier Blasco, afirma que «la fotografía actual nos arroja más de 350.000 personas que ya perdieron el empleo desde mediados de marzo, 746.900 personas que están en ERTE, y cerca de 500.000 autónomos con trabajadores asalariados que ya han anunciado que abordarán medidas de reducción de plantilla».

«De las cifras expuestas, por las previsiones que muchas patronales y empresas ya han compartido, son de esperar extinciones entre final de noviembre y final de enero que pueden sumar entre 300.000 y 400.00 nuevos desempleados», añade.

El drama del turismo

En este abismo se encuentran ya varias empresas vinculadas al turismo, uno de los sectores más dañados por los confinamientos y las sucesivas restricciones. Hasta noviembre, la pandemia ha afectado a cerca de 700.000 empleos. En concreto, el turismo español cuenta con 284.000 afiliados menos que el año pasado y más de 400.000 trabajadores en ERTE, según los datos que maneja Exceltur, el lobby que reúne a una treintena de las mayores compañías turísticas del país.

Y el escenario para 2021 no es optimista. «Aunque en 2021 recuperemos el 70% de la actividad, en el mejor de los casos, nuestras plantillas no van a poder mantenerse a los niveles de 2019», asegura Óscar Perelli, director de estudios e investigación de la patronal.

El mazazo lo han recibido todas las ramas que dependen del sector. Por ahora, los despidos los han planteando agencias de viajes y fabricantes aeronáuticos. El ERE anunciado por Carrefour Viajes afectará como máximo a 254 empleados de los 350 que tiene en plantilla, según adelantó Vozpópuli. Los trabajadores tienen ahora mes y medio para formar una comisión y comenzar las negociaciones.

«Aunque en 2021 el turismo recupere el 70% de su actividad, nuestras plantillas no podrán mantenerse a los niveles de 2019»

ÓSCAR PERELLI, DIRECTOR DE ESTUDIOS E INVESTIGACIÓN DE EXCELTUR

La agencia Viajes Tejedor también propuso la semana pasada un ERE para más del 80% de un equipo de 80 personas. En el caso de American Express Global Business Travel, dedicada a los viajes de negocios, se ha cerrado un ERE de 170 trabajadores de la plantilla que tiene en España. En la Agencia IGT, que presta servicios de ‘call center’ a eDreams, también peligran 192 empleos, según el digital.

El desplome del tráfico aéreo está teniendo consecuencias directas sobre los fabricantes aeronáuticos. Airbus contempla un recorte de al menos 900 trabajadores de sus bases españolas para antes del verano de 2021. Aernnova, compañía especializada en el diseño de estructuras aéreas, pretende despedir a un centenar de personas de su planta de Berantevilla, en Álava. En el caso de ITP Aero, especializada en motores aeronáuticos, el ERE propuesto a los sindicatos afecta a 133 de los 505 trabajadores de dos plantas en Vizcaya. Unos despidos a los que hay que sumar el de otros 115 empleados eventuales que ya han abandonado el grupo este año.

Desde Exceltur exigen desde hace meses un plan de rescate que incluya, entre otras medidas, ayudas directas para las empresas. «Si no se implementan esas ayudas vemos un panorama en 2021 muy complejo de destrucción de empleo», señala Perelli. En todo caso, el director de estudios del lobby afirma que todo dependerá «mucho» de que se mantengan fórmulas como los ERTE para que no se rompan las relaciones laborales de los trabajadores con sus empresas.

Indra, Phone House…

La incertidumbre de los ERE también sobrevuela sobre otros sectores. En octubre, Acciona despidió a 485 empleados que trabajaban en la planta que Nissan tiene en la Zona Franca de Barcelona. Ese mismo mes, Iberdrola arrancó las negociaciones para un nuevo convenio colectivo. Sobre la mesa se puso la eliminación de 1.500 trabajadores mediante prejubilaciones, pero ese ajuste ha desaparecido en el preacuerdo que alcanzaron la eléctrica y los sindicatos a finales de noviembre, según elEconomista.

Indra, por otro lado, sí que ejecutará su ERE. La compañía pactó con los grupos sindicales 360 despidos y 220 prejubilaciones para empleados de entre 57 y 63 años de edad de su filial tecnológica. Las salidas no se producirán en Indra Sistemas, la rama de Defensa y Transportes. Los despidos de 220 empleados se sustituirán por jubilaciones anticipadas y bajas voluntarias.

En el mundo de las telecomunicaciones, Phone House anunció en octubre su intención de iniciar un despido colectivo en España una vez termine la vigencia de los ERTE. Los grandes ‘telecos’, como Vodafone, Orange y Telefónica, no han anunciado ajustes en sus plantillas. El sector ya ha vivido en los últimos años la destrucción de miles de empleos por la concentración de operadoras. Una amenaza que se aviva de nuevo ante posibles nuevas uniones dentro del sector.

Comentar ()