Economía

Trabajo, patronal y sindicatos fracasan de nuevo en lograr un acuerdo sobre el SMI

EFE

El Ministerio de Trabajo, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y los sindicatos han fracasado en un nuevo intento de llegar a un acuerdo sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), según informan fuentes cercanas a la negociación.

Las partes han finalizado la reunión de este lunes sin acuerdo y sin fecha para un nuevo encuentro, si bien es posible que retomen las negociaciones el próximo lunes, 28 de diciembre, víspera del último Consejo de Ministros que podría aprobar la subida del salario mínimo.

A la reunión de este lunes, Trabajo ha acudido sin ninguna propuesta nueva, según explican fuentes sindicales, y las tres partes se han mantenido inamovibles sobre su postura. Para los sindicatos, no tiene sentido que el próximo año suban las pensiones y el sueldo de los funcionamientos, pero no el SMI.

Fuentes empresariales, por su parte, han afirmado que «no es el momento» y que no se dan las condiciones para llevar a cabo la subida del salario mínimo.

La reunión de este lunes no ha servido, por tanto, para acercar las posturas de Trabajo, los sindicatos y la patronal, que se encuentran muy alejadas, especialmente la de los primeros respecto a la de la CEOE, que pretende congelar o, incluso, recortar el salario mínimo.

Debate dentro del Gobierno

De hecho, las posiciones no solamente están enfrentadas entre los agentes sociales, sino también dentro del propio Gobierno. La ministra de Asuntos Económicos y vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, avivaba este lunes el fuego de la negociación al señalar que, si no hay acuerdo con los agentes sociales, es mejor esperar a que la recuperación esté «enfilada» para subir el SMI.

Una posición cercana a la del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero muy alejada de la de Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo, departamento que en todo momento ha mostrado su interés en aprobar la subida del SMI antes de que termine el año.

La titular de Trabajo considera que las empresas pueden asumir una subida que implicaría un coste de unos 9 euros al mes por trabajador, teniendo en cuenta un alza del 0,9%, que es la previsión de inflación para 2021.

De hecho, la propia Díaz ha señalado más tarde que si las empresas españolas «no pueden soportar una subida que no alcanza ni siquiera los 9 euros, es una situación muy grave».

Comentar ()