Siemens Gamesa ha anunciado este lunes su intención de iniciar un procedimiento de despido colectivo para cerrar definitivamente sus plantas de As Somozas (Galicia) y Cuenca (Castilla La-Mancha), en las que trabajan 266 empleados.

Según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el cierre afectará tanto a los 215 empleados de la planta gallega como a los 51 trabajadores de la planta de Cuenca.

En un comunicado conjunto, el Gobierno de España, la Xunta de Galicia y el Gobierno de Castilla-La Mancha han mostrado su rechazo a la decisión de Siemens-Gamesa y lamentan que la empresa haya rechazado todas las soluciones viables planteadas en los últimos meses.

A pesar de ello, las autoridades «mantienen su ofrecimiento a la compañía para seguir analizando opciones de viabilidad alternativas al cierre», recordando que el contexto actual que ofrece la transición energética es «particularmente favorable» para las energías renovables.

En el comunicado, los gobiernos implicados transmiten su solidaridad a los trabajadores y remarcan su «total compromiso para buscar soluciones que garanticen el mantenimiento de los puestos de trabajo».