Economía

La prórroga de los ERTE hasta el 31 de mayo costará 5.000 millones de euros

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (d), y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. EFE/Kiko Huesca

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, han acordado con los agentes sociales la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), así como las ayudas aprobadas para los trabajadores autónomos.

Según han explicado ambos ministros en una rueda de prensa, el esquema de ERTE se alarga hasta el 31 de mayo, manteniendo los tipos de expedientes: fuerza mayor, impedimento y limitación. De la misma forma, el patrón de exoneraciones también se mantendrá progresivo, como hasta ahora.

El texto acordado con los sindicatos y con la patronal incluirá a tres sectores más entre los ultraprotegidos: camping y aparcamientos, alquiler de medios navegación y actividades mantenimiento físico. Así lo ha explicado el ministro Escrivá en la rueda de prensa.

Coste y simplificación

La prórroga, que mantiene las prestaciones al 70% de la base de cotización así como el contador a cero, tendrá un coste de 5.000 millones de euros. Trabajo calcula que las prestaciones por ERTE supondrán unos 700 millones al mes, mientras que las exoneraciones costarían unos 400 millones mensuales.

El acuerdo también simplifica la comunicación de las empresas con la administración. Ahora, no deberán volver a presentar una reclamación al cambiar de tipo de expediente, únicamente lo tendrán que comunicar al SEPE.

Aunque ha sido una cláusula que los empresarios pedían flexibilizar, Díaz ha confirmado que el mantenimiento del empleo durante seis meses sigue siendo una obligación para aquellas empresas que se acojan a un ERTE. De la misma forma, estas compañías tampoco podrán repartir dividendo ni tener sedes en paraísos fiscales.

Reformas enviadas a Bruselas

Ambos ministros han dado cuenta de los documentos que se han enviado a Bruselas correspondientes a las reformas a las que el Gobierno se ha comprometido a llevar a cabo. En el caso de Díaz, ha explicado que se ha incluido la derogación de algunos aspectos relativos a la reforma laboral, aquellos que ya están recogidos en el acuerdo de Gobierno.

En el caso de Escrivá, ha recordado que se está negociando una reforma de las pensiones con los agentes sociales y ha negado que se haya planteado una extensión del cómputo para el cálculo de éstas. «El poder adquisitivo de las pensiones va a quedar garantizado», ha insistido.

Díaz ha pedido «máximo respeto» para las movilizaciones convocadas por los sindicatos aunque no ha concretado una fecha para empezar a abordar la subida del SMI o la reforma laboral: «el diálogo social está siempre abierto».

Comentar ()