Economía

CaixaBank gana 1.381 millones, 19% menos, al dotar 1.252 millones por el Covid

Vista de una oficina de Bankia y otra de CaixaBank en el centro de L'Hospitalet (Barcelona). EFE

CaixaBank cerró 2020 con un beneficio de 1.381 millones de euros, un 19 % menos que el año anterior, tras realizar una provisión extraordinaria de 1.252 millones de euros para hacer frente al impacto de la crisis de la COVID-19.

Pese a la caída de las ganancias, los ingresos ‘core’ del banco, aquellos derivados de su actividad principal -margen de intereses, comisiones netas e ingresos por seguros-, se mantuvieron prácticamente estables y bajaron un 0,1 %, hasta 8.310 millones.

De hecho, en el cuarto trimestre el negocio puramente bancario aumentó un 2,8 % en relación con el trimestre anterior y un 1,7 % respecto al mismo período de 2019, según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el ejercicio 2020, previo a su fusión con Bankia, el margen de intereses de CaixaBank sumó 4.900 millones, un 1 % menos, por la menor aportación de la cartera de renta fija y el descenso de los ingresos de los préstamos por la disminución del tipo de interés aplicado, vinculado en parte al incremento de la concesión de créditos ICO.

Por su parte, los ingresos por comisiones alcanzaron los 2.576 millones de euros en el año (-0,9 %) y los derivados de la actividad aseguradora se situaron en 598 millones (+7,5 %).

Los resultados anuales recogen, asimismo, una provisión de 311 millones asociada al austríaco Erste Group Bank por el impacto de la pandemia de coronavirus, el registro de 109 millones por prejubilaciones y una plusvalía de 420 millones fruto de la venta parcial del 29 % de la participación en Comercia.

CaixaBank destaca que, a pesar de la complejidad del entorno, en 2020 logró mejorar las cuotas de mercado en ámbitos como el ahorro a largo plazo (23,3 %), el crédito a empresas (16,5 %) y la banca digital (34,4 %).

El margen bruto cayó en el ejercicio un 2,3 %, hasta los 8.409 millones, debido principalmente a la reducción del resultado de operaciones financieras, que disminuyó algo más de un 20 %, y de la cartera de participadas, cuyos ingresos bajaron un 22,8 %, hasta los 454 millones.

Los gastos de personal del grupo disminuyeron un 4,6 %, fruto del acuerdo laboral de 2019 y de las prejubilaciones para 229 empleados pactadas en 2020, y los gastos generales lo hicieron casi un 4 %. Todo ello permite mejorar la ratio de eficiencia en 2,3 puntos porcentuales.

CaixaBank cerró 2020 con el volumen de negocio más alto de su historia: 659.332 millones de euros, lo que supone un crecimiento anual del 7,8 %.

El crédito a la clientela bruto alcanzó los 243.924 millones (+7,3 %), gracias sobre todo al aumento del crédito a empresas y sector público, y los recursos de clientes totalizaron 415.408 millones (+8,1 %).

Los activos bajo gestión se situaron en 106.643 millones (+4,2 %), con una clara recuperación en el último trimestre, y el patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicav sumó 71.315 millones (+4 %).

Respecto a la liquidez, los activos líquidos totales del grupo alcanzron los 114.451 millones de euros, la cifra más alta lograda por la entidad, y la ratio de capital usada para medir la solvencia, la Common Equity Tier 1 (CET1), llegó al 13,6 %.

La ratio de morosidad de CaixaBank se situó a cierre de 2020 en el 3,3 %, tres décimas menos que el año anterior.

Los saldos dudosos bajaron 193 millones en el año, pese a la ralentización de la actividad por la crisis de la COVID-19, y la cartera de adjudicados netos disponibles para la venta en España fue de 930 millones, con una ratio de cobertura del 42 %.

Durante 2020 la entidad aprobó un total de 388.641 solicitudes de moratoria de sus clientes en España que afectaron a una cartera de 11.097 millones, un 5 % del total de la cartera de crédito de CaixaBank.

El banco destaca que el 98 % de las moratorias de crédito concedidas estaban al corriente de pago a cierre de 2020 y que las moratorias de crédito al consumo vencieron en su gran mayoría durante el último trimestre.

Desde el inicio de la pandemia, CaixaBank ha aprobado financiación al sector empresarial por 83.700 millones, al margen de las líneas ICO. Además, desde el inicio de la comercialización de estas líneas contra la crisis del coronavirus, ha concedido 184.814 préstamos por 12.640 millones de euros.

El 76 % del importe desembolsado corresponde a autónomos y pymes.

Por su parte, MicroBank ha concedido 26.854 préstamos por valor de 349,7 millones destinados a paliar los efectos de la COVID-19. 

Te puede interesar

Comentar ()