La dirección de la empresa de juguetes aragonesa Imaginarium y el comité de empresa negocian el expediente de regulación de empleo (ERE) planteado por la compañía para entre 111 y 113 de sus 140 trabajadores por el cierre de 41 de sus 43 tiendas.

La representante de CCOO Marta Laiglesia ha explicado a Efe que esta tarde hay una reunión con la empresa para intentar negociar las condiciones del ERE y garantizar el cobro de indemnizaciones, aunque ha señalado que es «complicado» dado el problema de liquidez de la empresa.

La junta general de accionistas de la compañía celebrada en enero pasado dio cuenta de que unas pérdidas a 21 de agosto de 2020 de 13 millones de euros y aprobó aplicar las reservas existentes en la sociedad a la compensación de pérdidas acumuladas, hasta reducir el importe de estas a 14,7 millones, informa Efe.

Los accionistas  decidieron  entonces amortizar la totalidad de las acciones y reducir el capital social a cero euros para compensar pérdidas y, con carácter simultáneo, ampliar el capital social hasta un millón de euros.

Además, según el acta pública de la junta, se acordó autorizar la solicitud de declaración de situación de concurso voluntario de acreedores en el momento en el que el consejero delegado lo considerara oportuno y, según Laiglesia, el preconcurso ya está presentado.

Al día en el cobro de nóminas

Ese millón de euros es el que la representación de los trabajadores espera que repercuta en la plantilla que, no obstante, en la actualidad está al día en el cobro de sus nóminas, a pesar de lo cual el pago de febrero está «en el aire».

La compañía informó a la representación de los trabajadores que a consecuencia del ERE, según Laiglesia, en el futuro sólo se iban a mantener abiertas las tiendas de Málaga y Zaragoza, en concreto la del centro comercial Aragonia.

Pero el pasado miércoles se precipitaron algunos cierres, ocho en concreto, y entre el pasado viernes y este lunes se cerraron prácticamente todas las tiendas de España.

La del Centro Comercial Puerto Venecia en Zaragoza también cerrará el próximo día 25.

En la reunión de esta tarde se intentará trabajar, además de en las condiciones de las entre 111 y 113 personas que saldrán de la empresa, en las que quedarán los alrededor de 25 que se van a mantener.

Esta crisis, en principio, no afecta a las once tiendas franquiciadas de la marca.

La empresa, según la representante sindical, sigue diciendo que tiene intención de salir de esta situación en mejores condiciones, pero Laiglesia duda de esta posibilidad.

De hecho, en sus redes sociales Imaginarium reconoce que las decisiones que ha tenido que tomar «no son fáciles» y les han dolido «mucho», pero se han propuesto «seguir adelante» y aprovechar para «coger impulso y transformarnos» y «seguir trabajando duro en un nuevo Imaginarium»