Economía | Finanzas

El Covid-19 frena la salida a bolsa de los clubes de fútbol de Primera

Una de las condiciones para debutar en el parqué es que en los últimos tres años no hayan presentado pérdidas

El estadio del Atlético de MadridWanda Metropolitano en uno de sus primeros partidos en la historia

Estadio Wanda Metropolitano Europa Press

Hace casi tres años y medio Javier Tebas, presidente de LaLiga, dijo abiertamente que la patronal de los clubes españoles había ofrecido asesoramiento y puesto en conexión a fondos de inversión y a directivos de entidades deportivas para que los equipos que quisieran pudieran debutar en bolsa.

Con esta opción, los equipos podrían encontrar financiación externa para generar ingresos en momentos complicados para sus finanzas. De paso, y a pesar de que LaLiga obliga a todos sus clubes a hacer públicas sus cuentas, se ganaría transparencia puesto que deberían comunicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) cualquier movimiento importante como, por ejemplo, los fichajes. 

Pero tras varios años con asesoramiento, la pandemia ha lastrado los intentos de que importantes clubes puedan cotizar como lo hacen las grandes empresas españolas. Javier Tebas aseguró este martes que la “opción de cotizar en bolsa sigue ahí” aunque, de momento, está muy aparcada.

La principal razón por la que los equipos van a tener que retrasar su posible salida a bolsa es que deben tener las cuentas saneadas. En concreto, cualquier sociedad que desee debutar en el parqué debe cumplir una serie de requisitos entre los que destaca el de haber estado en ganancias en los tres últimos ejercicios. Algo que, con el agujero en las arcas de los clubes que ha dejado la crisis de la pandemia, va a ser complicado que suceda.

Tebas, que considera que Netflix o Amazon ofrecerán el fútbol en sus plataformas, aseguró que es “inviable ya que exige resultados positivos en los tres ejercicios anteriores y no los habrá salvo casos puntuales por la crisis económica”. No obstante, alabó la posibilidad de que en un futuro se pueda concretar que los equipos acudan a los mercados para financiarse. “Es una opción más y puede ser una opción muy viable”, apostilló.

Otros requisitos 

Otro de los requisitos para pisar el parqué que las empresas tienen que cumplir es que sean Sociedades Anónimas. En el inicio de la época de los 90, una crisis estalló en España y la situación de varios clubes era crítica. Los partidos políticos dieron una asistencia a los presidentes y crearon la ley de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD).

Esta nueva regulación obligaba a todas las entidades balompédicas y de baloncesto a convertirse en SAD, aunque hubo una excepción: las instituciones que no acumulasen pérdidas en los cuatro años anteriores podrían seguir como clubes. Barcelona, Real Madrid, Athletic y Osasuna se salvaron así de la ‘quema’.

Estos últimos equipos no podrán salir a bolsa, salvo que se hagan Sociedades Anónimas Deportivas. Algo que deben consultar con sus socios.

El fútbol modesto, cerca de salir a bolsa

A pesar de que los grandes clubes no van a poder salir a bolsa, tal y como subrayó Javier Tebas, el fútbol más modesto se prepara para debutar en los mercados financieros. 

El Intercity va a debutar este año en bolsa de la mano del fondo de inversión Fellow Funders. Actualmente, el club alicantino compite en Tercera después de haber logrado varios ascensos en pocos años. 

A pesar de que el club será el pionero en España, decenas de sociedades deportivas cotizan ya en bolsa. Uno de los casos más conocidos es la Juventus de Turín, que de la mano de Cristiano Ronaldo tocó máximos históricos tras su fichaje. Clubes de la talla del Benfica, Manchester United o Ajax Amsterdam también cotizan en bolsa.

Un roto de 2.000 millones

Que se retrase la salida de clubes de fútbol en bolsa, como se subrayaba anteriormente, se debe al agujero que ha dejado el coronavirus en las arcas de las entidades deportivas de LaLiga. 

En concreto, según un estudio realizado por la consultora PWC, el impacto de la pandemia sobre el fútbol español es de 2.013 millones de euros. Dicho informe plantea que en la temporada 2019-2020 la facturación de los clubes del fútbol profesional habrían crecido un 8,2%, mientras que en la presente ese incremento hubiese sido del 2%, siempre sin la pandemia.

Comentar ()