Economía | Empresas

Orange y Telefónica vuelven a destapar la Caja de Pandora por los derechos del fútbol

La empresa de telecomunicaciones gala entiende que el fútbol está “sobrepagado”

Luis Suárez, jugador del Atlético de Madrid, celebra un gol en el estadio Wanda Metropolitano

Europa Press

Abril volverá a ser un mes determinante para los intereses de las grandes empresas de telecomunicaciones por los derechos televisivos de LaLiga. Pero mientras la patronal del fútbol espera al año 2022 para su próxima subasta, ahora es Telefónica la que tiene la sartén por el mango. 

Hasta que se abra una nueva negociación por parte del organismo dirigido por Javier Tebas, la teleco es quien posee en exclusiva los derechos televisivos. Pero, tal y como reza la normativa, debe abrir una ventana de negociaciones para que otros actores puedan emitir los partidos de Real Madrid, Barcelona, Atlético, que han sufrido un recorte de ingresos por el coronavirus, y el resto de equipos de la élite española. 

Esta temporada, tan solo Orange decidió pagar 300 millones de euros para poder emitir a través de su plataforma de televisión los goles de Primera y Segunda. Hace dos años, Vodafone entendió que era imposible pagar una cantidad elevada por el fútbol y centró su atención en contenido de televisión y cine. Y, de acuerdo a los pensamientos de su nuevo CEO, Colman Deegan, no parece que vaya a haber un cambio de estrategia. 

Apuesta por los derechos

En este sentido, Orange tiene la esperanza en tener el fútbol entre sus servicios, pero no a cualquier precio. “Somos la segunda operadora más importante de España y nuestros clientes merecen tener el mejor contenido premium, haremos todo lo posible para que la siguiente temporada sigamos ofreciendo el fútbol”, aseveró Jean-François Fallacher, durante la presentación de resultados. 

Pero, a pesar del deseo, no lo quiere hacer a cualquier precio. Y Orange ha lanzado el primer dardo a Telefónica, propietaria de los derechos para el año que viene. “No puedo negar que son onerosos, al igual que en otros países”, dijo este jueves. “Se pagan estos derechos en función de suscriptores a televisión de pago, y debería hacerse en función de los que tengas en fútbol», aseveró el propio CEO de la teleco española.

“No es lo adecuado y así lo hemos expresado a la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia)». Según el francés, a la vista de la pandemia, «para todo el mundo el fútbol ya no supone lo que suponía en el pasado.

Para Orange, el ofertar el deporte rey en televisión es fundamental. Tal es así, que Fachaller aseveró que ganó hasta un 20% más de clientes en TV en el llamado mercado de vuelta al cole, justo cuando empezó la temporada de LaLiga, la francesa ha aumentado su base de clientes de televisión en 2020, alcanzando los 725.000 clientes.

Y en el otro lado, Telefónica. La propietaria de los derechos televisivos de LaLiga entiende que Orange no tiene motivos para quejarse. A su vez, desde la compañía se considera que el precio “está en línea de lo que dice el mercado”. No obstante, desde la teleco española emplazan al próximo abril para abrir una nueva ronda de contactos para medir la temperatura de su compañera de sector.

Telefónica recuerda que el precio pagado se debe a las exigencias de LaLiga, por lo que entiende que no hay motivo de debate por las cantidades que deben abonar otros agentes televisivos. 

Cuota de mercado

En este sentido, fuentes del mercado sostienen que la maniobra de Orange atiende a buscar una bajada de precio en la próxima negociación que se va a iniciar próximamente. 

A su vez, las mismas voces consultadas creen que la compañía “se juega mucho” ya que los buenos resultados de la vuelta al cole, podrían quedar en papel mojado si finalmente no consigue emitir el fútbol en España. 

Comentar ()