Economía | Empresas

Orange acusa la guerra de precios en el sector y no descarta fusiones

Logotipo de una tienda de Orange

Europa Press

Orange ha presentado este jueves los resultados en España y se ha visto muy marcado por el impacto del coronavirus en España. Así, la compañía ha registrado unos ingresos de 4.951 millones de 2020.

La operadora continuó sufriendo un deterioro en sus cuentas en el cuarto trimestre a causa del impacto negativo de la crisis sanitaria, que ha impactado en los ingresos por roaming, así como por la dilución del gasto por cliente. La empresa de telecomunicaciones también ha achacado a la guerra de precios en la low cost. 

Además, Orange ha lamentado que la situación de la pandemia haya hecho que “miles de empresas haya cerrado su negocio, lo que ha lastrado nuestras cuentas”. De hecho, el Ebitda se ha resentido un 13% en el año, y se queda en 1.433 millones de euros.

Orange España invirtió un total de 969 millones de euros en 2020, lo que representa un 19,6% sobre sus ingresos. Gracias a esta inversión, la compañía cuenta ya con una cobertura de telefonía móvil de cuarta generación del 98% de la población española y alcanza con su red de fibra a 15,3 millones de hogares en España. 

Además, ya ofrece sus servicios 5G en 121 ciudades españolas y prevé que su nueva red móvil llegue a más de 400 ciudades a final de año, con una cobertura superior al 51%. 

15 millones de clientes

Orange finalizó 2020 con 15.913.000 clientes de telefonía móvil, un 2,4% menos que el año anterior. Durante el pasado año, la compañía aumentó su base de clientes de contrato casi un 2%, hasta los 13.979.000. Al cierre de 2020, Orange contaba con más de 10,7 millones de clientes 4G, con un 67% de penetración sobre la base de clientes móviles. 

Respecto a la televisión, Orange ha dicho que ha registrado crecimientos del 21% y ha llegado a firmar 9.000 altas durante el mes de septiembre. 

Fusiones

Como era lógico, durante la presentación de resultados, el CEO de Orange, Jean-Francçois Fallacher, ha valorado la rumorología existente entre la consolidación del mercado. A su juicio, se deben acometer operaciones ya que el “mercado español está muy dañado” por la gran oferta que existe.

Así, el consejero delegado sostiene que las fusiones son necesarias para “tener el nivel de inversión, hay que ser capaces de obtener rentabilidad”. 

En este sentido, Orange entiende que es necesario que exista “apoyo entre las diferentes compañías”. Cuestionado sobre si la teleco debe asumir un papel importante en las fusiones, Fallacher ha incidido en que “la compañía es la número dos por importancia en España” por lo que “no debe cerrar puertas a nada”, 

Te puede interesar

Comentar ()