La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, confía en que la vacunación avance a buen ritmo para que la economía española «rebote» en el segundo semestre. Para la entidad, el año ha comenzado con buen pie y según ha avanzado Botín en la Junta de Accionistas, prevé que los ingresos estén en línea con los del trimestre anterior.

En este sentido, ha anunciado que el banco espera alcanzar una rentabilidad del 10% este año y que ésta llegue al 15% en el medio plazo.

Botín también ha hecho referencia a la remuneración de los accionistas y ha anunciado que «la intención del consejo es retomar una política de remuneración a los accionistas del 40-50% del beneficio ordinario del grupo». El consejo acordó esta semana pagar el 4 de mayo un dividendo de 2,75 céntimos por acción, con cargo a 2020.

La presidenta es consciente que el veto a los dividendos, impuesto por el Banco Central Europeo (BCE), ha perjudicado a la cotización del sector aunque ha señalado que la acción de la entidad se ha revalorizado un 73% desde la publicación de los resultados del tercer trimestre.

Plataforma abierta de servicios financieros

Botín ha detallado los próximos pasos del banco que espera convertir en «la mejor plataforma abierta de servicios financieros del mundo». En este sentido, ha considerado «fundamentales» One Santander, la iniciativa con la que espera aumentar la cifra de clientes; PagoNxt y Digital Consumer Bank.

Con PagoNxt, la entidad quiere agilizar las soluciones de pago que ofrece a sus clientes particulares y empresas, un mercado que ven como el «principal motor de crecimiento» en todas sus geografías, con un potencial de ingresos de 500.000 millones de euros a nivel global.

En tercer lugar, la entidad buscará ser el líder digital de financiación al consumo con Digital Consumer Bank, que será fruto de la combinación de su filial de crédito al consumo, Santander Consumer Finance, y su banco digital, Openbank.