Economía | Empresas

Las latas de Damm, las primeras reconocidas en un uso sostenible y responsable del aluminio

Fachada de Damm en Prat, primera cervecera en recibir la certificación medioambiental ASI por sus embalajes

Son muchas las empresas que han entendido la importancia de la lucha contra el cambio climático y la contaminación. Uno de los factores más importantes, es la contaminación que producen los envases. Por eso, Damm, empresa cervecera ya concienciada con dicha problemática, ha recibido las certificaciones ASI (Aluminium Stewardship Initiative) Performance Standard y Chain of Custody Standard, lo que la convierte en la primera empresa de bebidas del mundo en conseguirla.

Desde este mes de marzo, todas las latas de Damm (suministradas por Ball Corporation) estarán certificadas de acuerdo con los estándares de ASI por una producción, abastecimiento y administración responsables. La certificación abarca el envasado y almacenamiento de cerveza en latas, así como actividades relacionadas, como el diseño, envasado y almacenamiento de producto, la gestión y almacenamiento y recuperación de residuos, incluidos los envases del consumidor final.

Esta lucha a la que Damm se suma con diferentes iniciativas desde hace años se enmarca dentro de la conocida como Agenda 2030, que comprende una serie de acciones y objetivos con fecha límite el 2030. Entre estos objetivos, 17 en total, no solo se encuentra la lucha contra el cambio climático, sino la defensa de la vida marítima, apoyar la producción sostenible, la igualdad o las energías no contaminantes.

La certificación ASI también reconoce la labor de Damm en la sensibilización sobre el reciclaje de aluminio, a través de los 349 compactadores de latas que la empresa coloca cada año a lo largo de la costa mediterránea. Además de esta iniciativa, pionera en el sector de bebidas, la empresa se asocia con organizaciones que promueven la responsabilidad de productores y el reciclaje.

Un compromiso medioambiental a largo plazo

La cervecera ha tomado unas iniciativas muy importantes en materia medioambiental últimamente. El verano pasado, anunciaron que eliminaban las anillas de plástico (que pasarían a ser de cartón 100% degradable) de sus latas, en una potente campaña de publicidad. Por otra parte, a principios del 2021 anunciaron que los embalajes de los paquetes de Damm iban a eliminar el plástico, en aquellos de seis, doce y veinticuatro latas. Este ha pasado a ser sustituido por un nuevo embalaje fabricado con cartón procedente de bosques gestionados de manera sostenible fabricado con fibras naturales que cuentan con la certificación PEFC.

ASI fue fundada hace más de 10 años por representantes de la industria del aluminio y usuarios industriales de aluminio, y de organizaciones de investigación y políticas y de la sociedad en general, con el objetivo de promover una mayor sostenibilidad y transparencia en toda la industria del aluminio. Desde 2017, las organizaciones han podido solicitar la certificación ASI y más de 160 organizaciones se han unido a ASI como miembros, demostrando su compromiso con el abastecimiento responsable de aluminio.

Comentar ()