Economía | Empresas

Telefónica ve con buenos ojos la operación de Euskaltel y MásMóvil por su nulo impacto en su negocio

El impacto en su área de negocio no afecta en el mercado mayorista ni tampoco en cuota de mercado

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. Telefónica

Tranquilidad absoluta en los despachos de Telefónica a pesar del revés bursátil que se llevó el lunes tras perder casi un 5%. El mercado penalizó a las compañías de telecomunicaciones ya que, según fuentes financieras, los inversores esperaban noticias de fusiones de “mayor calado”.

Este domingo se anunció el anuncio de la oferta de adquisición de Euskaltel por parte de MásMóvil en una operación que rondará los 2.000 millones de euros, volviendo a poner en escena la integración de compañías dentro de un sector demasiado madura y con exceso de oferta.

En este sentido, fuentes cercanas a la compañía señalan que la operación que se puede concretar en los próximos meses es “buena para la concentración” ya que, de hacerse”, daría “fortaleza y estabilidad” al sector de las telecomunicaciones.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, ha sostenido durante los últimos meses la concentración dentro del sector de las telecomunicaciones. En la presentación de resultados se lamentó por la amplia oferta en Europa. “Hay más de 400 operadoras y esto provoca pérdida de valor en las grandes corporaciones”, señaló.

Fuentes del sector argumentan que “a pesar de que los mercados pueden considerar que la concentración es pequeña, la unión entre Euskaltel y MásMóvil animará al sector”. Así, las mismas voces recalcan que todo hace indicar que el proceso de integración continuará en los próximos meses.

No obstante, las mismas voces advierten que “la integración de dos actores medianos animará a otras fusiones entre más pequeños” en los próximos trimestres.

Por lo que respecta a Telefónica, la presumible compra que realizará MásMóvil dentro de unos meses (a expensas de que los accionistas vendan y los reguladores admitan a trámite la OPA) no le supondrá un dolor de cabeza en cuanto a competencia. La compañía de telecomunicaciones no perderá en el mercado mayorista puesto que la empresa liderada por Meinrad Spenger como la vasca tienen los acuerdos firmados con Orange.

Así, fuentes cercanas a la operadora insisten que “Telefónica no perderá el liderazgo” en España. En el último estudio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la cuota de mercado en banda ancha fija de los tres principales operadores —Movistar, Vodafone y Orange— se redujo el año pasado en más de 3 puntos y en telefonía móvil en 2,3 puntos porcentuales.

Cabe recordar que la portabilidad en telefonía móvil y fija superaron los 8,8 millones en 2020 sumando ambos servicios, según el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que destacó que la portabilidad continuó sumando cifras «muy elevadas» a pesar de ser un año marcado por la crisis del coronavirus. Durante meses, los cambios de operador quedaron prohibidos para evitar contactos.

Pendientes de Reino Unido

Telefónica, por su parte, sigue pendiente de una de las mayores fusiones en la Unión Europea. En la actualidad, la filial de Reino Unido O2 espera el veredicto de los reguladores para dar luz verde a la nueva joint venture que nacería en dicho país de la mano de Virgin.

La operación está valorada en más de 24.000 millones de libras esterlinas (27.800 millones de euros) y por la que la operadora española recibirá un pago de 5.500 millones de libras (6.300 millones de euros. Además, la fusión de ambas compañías daría lugar a la creación de la mayor teleco en Reino Unido, con 46,5 millones de clientes.

Comentar ()