Economía | Empresas

MásMóvil negoció con Digi antes de anunciar la compra de Euskaltel

La compañía no cierra la puerta a acometer nuevas adquisiciones en el futuro

Exterior de una tienda del servicio de telefonía Digi Mobil.

Exterior de una tienda del servicio de telefonía Digi Mobil. Europa Press

MásMóvil mantuvo conversaciones con varias operadoras para acometer un proceso de compra. Según confirman fuentes del sector, antes de que los grandes accionistas de Euskaltel (Zegona, Alba Europe y Kutxabank) aceptaran la oferta lanzada por el grupo.

Así, un comité negociador de MásMóvil se reunió con la directiva de Digi, una de las operadoras con mayor crecimiento en los últimos trimestres en nuestro país. No obstante, la dirección de la compañía rumana se mostró reacia a acometer cualquier tipo de operación debido al potencial que posee su marca en España. 

Tal y como apuntan las mismas voces, la intención del grupo liderado por Meinrad Spenger es continuar con las adquisiciones de otras compañías, una vez que la creación de una joint venture entre Vodafone y MásMóvil haya quedado en punto muerto. 

El CEO de la compañía de telecomunicaciones ya avisó a sus empleados a través de un vídeo al que tuvo acceso El Independiente, que MásMóvil sería el que liderara el proceso de integración dentro del sector. Fuentes de la teleco arguyen que, de momento, hay que esperar a que se concrete la compra y más tarde «continuar con la hoja de ruta establecida».

Los fondos de inversión, clave

Y, es probable, que no sea la última. Las diversas fuentes consultadas indican que con la llegada de los fondos de inversión al accionariado de MásMóvil el papel de la compañía va ser muy diferente al que tenía cuando era una empresa cotizada. 

Es decir, dichos inversores necesitan rentabilidad por los bonus que se consigan en las operaciones que se concreten y no basta con los buenos resultados de clientes o de portabilidades, como ha pasado durante los últimos años dentro de MásMóvil. 

Los fondos KKR, Cinven y Providence, que constituyeron Lorca Telecom para gobernar MásMóvil, llegaron con la clara intención de acometer importantes inversiones, aunque siempre con el beneplácito de las tres sociedades.

«En lo que respecta a fusiones, adquisiciones o transmisiones por valor (individual o conjuntamente con otras operaciones relacionadas) superior a 200 millones de euros en términos de valor total de empresa o enterprise value [incluyendo la deuda], se requerirá el consentimiento de cada uno de los inversores”, quedó estipulado en el folleto de la compra de los tres fondos. Dichas decisiones, anteriormente, eran tomadas por Meinrad Spenger.

Así, tal y como apuntan fuentes del sector, los accionistas mayoritarios de MásMóvil saben de la importancia de acometer nuevas adquisiciones y consideran que en un futuro se podrán retomar las conversaciones con Digi, a pesar de las dificultades señaladas anteriormente. 

Una inversión que supera el valor de las anteriores

De concretarse esta operación, algo muy probable de que suceda después de que el 52% del capital social haya aceptado la oferta, MásMóvil se enfrentaría al desembolso más importante para la compañía.

En el comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) este domingo se anunciaba que la adquisición de Euskaltel estaría cifrada en 2.000 millones mientras que las compras anteriores ascendían a 1.200 millones de euros desde 2016.

Ese mismo año compró de una tacada PepePhone y luego Yoigo, que por aquel entonces era el cuarto operador nacional. Un año después, MásMóvil pagó 372 millones por Lycamobil, Llamaya y en 2018 compró Lebara. 

MásMóvil posee más del 17% por el 6,5% de los OMV (Operadores Móviles Virtuales), según datos facilitados por la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia). La compañía dirigida por Meinrad Spenger arañó en 2020 a sus rivales 467.000 líneas nuevas (263.000 móviles y 204.000 en líneas fijas).

Te puede interesar

Comentar ()