Economía

Los economistas creen que la inflación no frenará el gasto del ahorro acumulado

Cola en una tienda de ropa de Sevilla.

Imagen de archivo de compras durante las rebajas en una tienda de Sevilla.

La inflación se disparó en marzo un 1,3% con respecto al mismo mes del año anterior. Es un dato provisional del Instituto Nacional de Estadística (INE), pero, de confirmarse, supondría la segunda subida de los precios tras la de enero (0,5%) (en febrero quedó en el 0,0%) y después de que en 2020 bajaran por el inicio de la pandemia.

Estas cifras llegan después de un año que ha superado todos los récords en términos de ahorro de los hogares en España y la zona euro, hasta llegar a «niveles sin precedentes», según el Banco Central Europeo (BCE). Dicha austeridad se ha producido, cómo no, en respuesta al Covid-19: en parte, por los confinamientos obligatorios decretados por los estados, pero también por la incertidumbre generada por la pandemia, que ha disparado el desempleo, y con él, la prudencia de la sociedad.

En este contexto, los expertos consultados por El Independiente opinan que la inflación, que prevén que continúe, no frenará el gasto del ahorro acumulado y conseguirá impulsar la economía si el proceso de vacunación avanza y permite desembolsar ese capital que ahora está guardado.

El economista de CaixaBank Research Oriol Carreras subraya a este medio, en primer lugar, que gran parte de la preocupación ante la inflación surge por lo que está pasando ahora mismo en EEUU, país menos afectado (en términos económicos) por la crisis que Europa y que España, a lo que se suma el paquete de medidas fiscales que aprobó la Administración Trump y otro recién anunciado por la de Biden.

Así, en términos internacionales se discute si dicho paquete conducirá a un repunte fuerte y permanente de la inflación, que lleve a reaccionar a la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés), pero Carreras llama a diferenciar esta situación con la española, donde el repunte de la inflación se explica por la fuerte caída de los precios del petróleo del año pasado, que ha dado lugar a una gran subida en comparación, pero que, por esa misma razón, se considera temporal.

Repunte de la inflación

«Sí, se espera que haya un repunte de la inflación en los próximos meses pero tiene mucho que ver con estos efectos base derivados de lo que pasó con las dinámicas de los precios del petróleo del año pasado, por lo tanto se espera que sea en gran medida temporal», aclara el economista de CaixaBank Research.

Por eso, aunque desde CaixaBank prevén «cierto repunte este año», creen que en 2022 habrá «cierta moderación» que reflejará más de cerca una situación de recuperación, lo que «se comerá un poquito la capacidad adquisitiva de los hogares», aunque estiman que se mantendrá por debajo del 2% en el conjunto del año.

«Pero para nosotros no es un elemento de preocupación y no va a ser un elemento sustancial a la hora de limar o lastrar este ahorro que se ha acumulado a lo largo de este año», comenta.

Por su parte, el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, señala también a este medio que el ahorro de los hogares no tiene que ver con que estos no lo quieran gastar, sino que se trata de un «ahorro forzoso», coincidiendo con el estudio publicado por el BCE Covid-19 y el aumento del ahorro de los hogares: ¿por precaución o por obligación?, que ahonda en la imposibilidad de consumir que forzó el virus.

Cardoso recuerda, igualmente, que la cesta de la compra típica de 2019 no es la misma que la de 2020, ya que los españoles han gastado muy distinto (menos en transporte, ocio, restauración, viajes, hostelería…), por lo que el INE cambió la cesta a principios de enero y se empezó a ver más una inflación que antes permanecía oculta.

Ahorro para impulsar la recuperación

Sobre si ese ahorro acumulado va a servir para reactivar la economía a lo largo de este año, los expertos advierten que todo va a depender en gran medida de cómo avance la pandemia, y de si la población de riesgo está vacunada antes de verano, en cuyo caso sí esperan que la segunda mitad del año sea mejor que la primera.

«El ahorro embalsado se materializará en parte, pero sí ayudará a impulsar la recuperación», vaticina Carreras, de CaixaBank, con lo que coincide el economista de BBVA Research, Miguel Cardoso.

«Ahora puede suceder que si la vacunación es rápida, efectiva, masiva y si el verano es relativamente normal, podemos tener un crecimiento en la demanda de servicios de ocio y de restauración, porque todo ese ahorro no es que no lo quieran gastar, sino que es ahorro forzoso», remarca.

El INE confirmará, o no, el dato del IPC de marzo el 14 de abril. De ser así, marcaría un fuerte cambio de tendencia tras las caídas de precios de 2020 y sería la tasa más elevada desde abril de 2019.

Te puede interesar

Comentar ()