La restauración catalana vuelve a estar en el punto de mira de las autoridades sanitarias, que estudian nuevas restricciones ante la evidencia de la cuarta ola de contagios de coronavirus y la saturación de las UCI. Un sector agotado que esta semana ha contratacado en redes con un durísimo vídeo en el que compara los datos del sector en Cataluña y Madrid, con políticas opuestas de lucha contra el Covid-19.

El spot compara los datos del sector de la restauración de Barcelona y Madrid para denunciar el cierre de negocios por las restricciones impuestas por la Generalitat y la falta de ayudas al sector. «Cataluña ¿motor económico de España?» se interroga el Gremio de la Restauración de Barcelona.

Previamente, recuerda que Cataluña se ha vendido tradicionalmente como «tierra de oportunidades» atrae la inversión internacional. Y defiende que en en Barcelona «la red de bares y restaurantes no solo crea riqueza y empleo sino que también configura el talante de una ciudad abierta y cosmopolita» y se ha convertido en una ventaja competitiva respecto a otros destinos turísticos. Hasta que llegó el covid.

En los últimos seis meses la restauración catalana ha estado abierta al público un total de 1.350 horas, un 60% menos que la de Madrid

Ahora, señalan el Gremio de Restauradores, Cataluña «es la comunidad autónoma con mas trabajadores en Erte», y añade que en los últimos seis meses la restauración catalana ha estado abierta al público «un total de 1.350 horas, un 60% menos que la de Madrid».

En Madrid, añade, han aumentado los trabajadores en este sector, «aquí se han destruido 23.000 puestos de trabajo» y «somos la única autonomía en la que los restaurantes de centros comerciales llevan seis meses cerrados».

El Procicat estudia las restricciones

Paralelamente, el Procicat -comité de seguimiento de la pandemia en Cataluña- estudia nuevas medidas ante el aumento de casos en la comunidad. El secretario de salud Pública, Josep Maria Argimon, advirtió este martes de que la comunidad volverá a alcanzar una velocidad de contagios Rt 1,5, el valor que supuso el pico en la tercera ola. Y lo hará con las UCI más saturadas, ya que no se llegaron a vaciar tras el repunte de Navidades.

Salud ha reportado hoy 1.941 contagios en Cataluña, algo menos que en los días anteriores, pero las UCI acogen ya a 511 enfermos Covid, un número que obliga a posponer actividad en otros ámbitos sanitarios. La Rt escala hoy a los 1,3 puntos y el riesgo de rebrote a 336. El viernes, el Procicat debe decidir qué nuevas medidas se implementan a partir del lunes, cuando concluye el actual confinamiento comarcal.

Pocas opciones, por tanto, de que se amplíen los horarios de atención al público para ofrecer cenas, como reclaman los restauradores. Cataluña lleva desde noviembre sin ofrecer cenas en la restauración, y los locales de centros comerciales llevan seis meses cerrados.

La Generalitat no se plantea flexibilizar estas restricciones, aunque sí está en debate ampliar el confinamiento comarcal a regiones sanitarias, o dar aire a la Cultura permitiendo que las entradas para espectáculos sirvan de «salvoconducto» para saltarse el confinamiento territorial.

La vía judicial

En este contexto, el grupo Costa Este, propietario de restaurantes y locales de ocio como Pachá Barcelona, Opium o Cachitos, se ha sumado a la plataforma PEACovid-10 para reclamar compensaciones económicas por los perjuicios y gastos soportados durante la pandemia.

Se trata de una macro demanda contra el Gobierno por las restricciones impuestas por la pandemia y la falta de ayudas, a la que se han sumado sobre todo locales de ocio de toda España. La demanda se registró en diciembre, y Costa Este se sumó este marzo.

“Es el momento de reivindicar los derechos del sector empresarial ante tantas medidas contradictorias y perjudiciales que se han tomado contra tantísimos negocios” señalan desde el grupo de restauración y ocio.