El corazón de Madrid se queda sin espacio para edificar. Esta misma semana se cerró la venta de una de las últimas grandes parcelas edificables que aún quedaban vírgenes de edificios dentro de la M-30.

El pasado martes Adif convocó el acto de apertura de las ofertas económicas recibidas en la subasta pública de dos parcelas en el ámbito urbanístico del APR 02.06 “Méndez Álvaro Norte I” de uso residencial, en el sur de la capital española y que tiene una dimensión de casi 26.000 metros cuadrados entre la Calle del Alberche y la calle Garganta de los Montes.

Fuentes de la empresa explican que dicha transacción se realizó para continuar con el plan “racionalización de activos, con objeto de mejorar la eficiencia en la gestión, generar ingresos y reducir costes”. 

Fue allá por octubre cuando la empresa abrió el proceso de subasta de uno de los últimos reductos de tierra que quedaban dentro de la almendra central madrileña.

Desde octubre la compañía recibió ocho ofertas, todas ellas válidas, de los siguientes licitadores: Residencial Madrid Méndez Álvaro I S. Coop. Mad. (IKASA); Terrazas de Méndez Álvaro S. Coop. Mad. (Libra GP); Acciona Inmobiliaria, S.L.U.; Residencial Meissa S. Coop. Mad. (Grupo Ibosa); Las Dovelas S. Coop. Mad. (Domo); Via Agora Buildings, S.L.; Balmis 1 Residential Development, S.L. (Grupo LAR); Promociones y Construcciones PYC Pryconsa, S.A.). 

Tras el proceso, Adif aceptó las dos mejores ofertas. Terrazas Méndez Álvaro se quedó por un importe de 29.260.000 euros (IVA no incluido), por la parcela RRB1, y Acciona Inmobiliaria adquirió por una cantidad de 67.313.945 euros (IVA no incluido), la parcela RRB5.

Un emplazamiento clave para nuevas viviendas

Dichos terrenos se encuentran dentro de una de las zonas con mayor crecimiento y que más se han revalorizado en la capital. Méndez Álvaro se ubica a escasos minutos de Madrid Río, uno de los proyectos verdes más ambiciosos de la capital española a las faldas del río Manzanares. 

En cuanto a comunicaciones, el barrio madrileño se sitúa cerca de la estación ferroviaria de Atocha y posee una de las estaciones de autobuses más importantes de Madrid (Méndez Álvaro). Además, cuenta con varias estaciones de metros y colinda con la calle 30 (M-30). El precio medio del metro cuadrado en el barrio madrileño ronda los 4.200 euros y los 4.700 euros, según un estudio realizado por Idealista. 

Una vez que se haya completado el proceso de venta, ese montón de tierra se convertirán en viviendas, las cuales algunas están vendidas. “Pensamos que podremos pedir la licencia de obra antes del verano y comenzar las obras a final de este ejercicio o comienzos del 2022. A partir de ese momento habrá que contar con 20 meses de obra y con la solicitud de la licencia de primera ocupación para realizar las primeras entregas de llaves», explican desde Libra Gestión en una entrevista concedida a Idealista News. Además, en la conversación confirmaban que serán hogares de tres a cinco dormitorios. 

Del Calderón a Distrito Castellana Norte

Como se mencionaba anteriormente, Madrid (a excepción de pequeñísimos terrenos repartidos por los diferentes barrios del centro) no puede alzar más edificios. Tras la venta del Vicente Calderón, antiguo estadio del Atlético de Madrod, y el comienzo de las obras del macroproyecto urbanístico del Distrito Castellana Norte, los suelos de Méndez Álvaro eran los únicos por asignar vendedor.

Los gritos de los 56.000 aficionados que acudían cada domingo a la ribera del Manzanares quedaron sepultados hace algo más de un año cuando las máquinas excavadoras tiraron el feudo rojiblanco y lo redujeron a un montón de escombros. En su lugar, un total de 1.312 viviendas se alzarán en el solar del Vicente Calderón.

Las empresas propietarias de las nuevas viviendas ya han colocado las primeras piedras en las cinco parcelas adquiridas. No obstante, hasta 2022 o 2023 para verlas completadas, pero un alto porcentaje de las viviendas ya han sido reservadas.

Por su parte, Distrito Castellana Norte (DCN) cambiará la cara del norte de Madrid. Si bien es cierto que casi toda la totalidad del proyecto se desarrollará por fuera de la M-30, hay un gran terreno que está al lado de la estación de Chamartín.

En concreto, se destinarán 31 solares para la construcción de nuevos equipamientos públicos que darán servicios tanto a los barrios implicados como a los colindantes, entre los que se contemplan: colegios, centros de salud, centros sociales y residenciales, espacios deportivos y centros culturales y bibliotecas.

Los vecinos estarán a «cinco minutos a pie de una estación de Metro o Cercanías, a 15 minutos de la Puerta del Sol en Metro y a 25 minutos del aeropuerto en Cercanías». En este sentido, cabe señalar que el plan de DCN es una puerta abierta a la creación de un hub de comunicación internacional con la estación de Chamartín como eje de conexión tanto con el aeropuerto como con la estrategia de la alta velocidad (AVE).

¿Problema de precio?

Madrid, como otras tantas ciudades europeas, se enfrenta a un problema en el precio del alquiler, de la vivienda y del suelo. Fuentes del sector explican que “a pesar de que se acabe el suelo edificable en el centro de Madrid, no se debería experimentar un incremento en las cantidades a pagar por la vivienda”.

Dichas fuentes argumentan que “el problema no es la falta de suelo” puesto que “en el centro de Madrid se pueden seguir edificando hogares”. Por otra parte, aseguran que la gran cantidad de vivienda oficial que se destinará en terrenos como los del Distrito Castellana provocará que se alivie tal presión.

En conversación con El Independiente, fuentes del sector de la construcción aseguran que los fondos europeos son una “oportunidad histórica” para renovar el parque inmobiliario del centro de Madrid y aumentar el número de viviendas, que se traducirá en un menor precio por metro cuadrado.

Cabe recordar que el Gobierno prevé a través del plan de recuperación invertir 20.000 millones en movilidad sostenible y rehabilitación de viviendas, siendo el segundo de ellos el principal sector al que irán las ayudas de la UE.

En la actualidad, el precio medio del metro cuadrado en Madrid ronda los 3.712 euros, encareciéndose un 3,5% en lo que llevamos de año, de acuerdo a la información aportada por Idealista.