Economía | Empresas

Los trenes franceses Ouigo inauguran este viernes la liberalización ferroviaria en España

Un tren de Ouigo (SNCF) en Atocha

Alba Asenjo

Después de meses de retraso, este viernes el primer tren Ouigo, de la compañía francesa SNCF, ha recorrido el trayecto entre Madrid y Barcelona en lo que supone el primer viaje tras la liberalización del mercado en España.

Así, hoy por primera vez un tren de una compañía que no es Renfe está transportando viajeros en el país. Este viernes solo se trata de un viaje inaugural, pero el lunes, tras el fin del estado de alarma, arrancará el servicio para los viajeros que hayan adquirido billetes de Ouigo.

Los trenes franceses y low cost Ouigo entran en España con la promesa de democratizar el transporte ferroviario: ofrecen billetes de alta velocidad a partir de 9 euros (5 euros en el caso de los niños) que van incrementando su precio si se desea escoger una franja horaria más conveniente, un asiento más amplio, si se factura una maleta más o se desea contratar internet.

“Queremos ser el medio de transporte para toda la familia, adultos, niños y mascotas”

Hélène valenzuela, directora de ouigo en españa

“Queremos ser el medio de transporte para toda la familia, adultos, niños y mascotas”, ha asegurado la directora de Ouigo en España, Hélène Valenzuela, en el acto de inauguración, prometiendo también que la llegada de la compañía al país generará más de 1.300 empleos, el 98% de ellos indefinidos. “Queremos que nuestros trenes sean los favoritos de los españoles”.

En total, Ouigo va a ofrecer desde el lunes cinco servicios de ida y vuelta entre Madrid y Barcelona, con paradas en Zaragoza y Tarragona, en competencia con Renfe, que a su vez introducirá su propio servicio de bajo coste, los trenes Avlo, a partir del 23 de junio.

Nueva era

Por su parte, la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera ha recordado que hace 170 años se inauguró la estación de Atocha, donde se ha celebrado el acto, con la línea Madrid-Aranjuez, y ha confiado en que la entrada de nuevos competidores al mercado español “sea una señal para que en 2021 arranque una nueva era para el ferrocarril”.

“No lo hemos utilizado lo suficiente. Nos hemos dotado de las mejores infraestructuras a nivel internacional y no estábamos siendo capaces de sacarle partido”, ha sido muy clara Pardo de Vera, remarcando que el proceso de liberalización tiene como objetivo remediar esta situación. Ha afirmado también que ahora el tren será “para todos”, y que hará “que todos queramos y podamos coger el tren”.

“Igual que a nadie le parece mal que Aena esté dedicada en exclusiva a atender a Iberia, pronto a todo el mundo le parecerán perfectamente normales las ventajas de tener más competencia en nuestras mejores infraestructuras, del mismo modo que hoy a nadie le sorprende contratar una línea de teléfono móvil con distintos operadores”, ha destacado.

En los últimos 30 años se ha invertido 65.000 millones de euros en la infraestructura ferroviaria en España, la más extensa de Europa pero una de las menos utilizadas. En ese sentido, la entrada de nuevos competidores pretende aprovechar la inversión y que más españoles utilicen el tren.

Te puede interesar

Comentar ()