Directivos | Economía

El Gobierno propone el cese del presidente de Indra Abril-Martorell

El presidente de Indra, Fernando Abril – Martorell durante la linauguración de un centro tecnológico en la localidad barcelonesa de Sant Joan Despí.

El presidente de Indra, Fernando Abril – Martorell durante la linauguración de un centro tecnológico en la localidad barcelonesa de Sant Joan Despí, en 2019. David Zorrakino / Europa Press

La SEPI, principal accionista en el capital de social de la empresa tecnológica Indra, ha decidido cesar a Fernando Abril-Martorell al frente de la compañía. El organismo público tiene una posición cercana al 18% en la cotizada del Ibex 35.

Así, el presidente pondrá punto y final a su etapa de la compañía durante siete años siempre que el consejo de administración acepte la proposición del Gobierno, tal y como ha revelado la empresa en un Hecho Relevante emitido al Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

«En el marco del proceso preparatorio de la convocatoria de la próxima Junta General Ordinaria de la Sociedad, el principal accionista ha trasladado a la Compañía su voluntad de promover un relevo en la presidencia, ostentada por
D. Fernando Abril-Martorell Hernández, cuyo mandato finaliza este año, así
como de su deseo de dar inicio a una nueva etapa en la presidencia de la
Compañía. El Consejo no ha adoptado todavía ninguna decisión sobre ese
posible relevo», explica en la nota.

Fuentes sindicales explican a Europa Press que en la compañía se abre una nueva etapa llena de oportunidades en sectores clave para el país que por su alto contenido tecnológico pueden contribuir en primera línea a la reactivación económica.

Tras conocerse la noticia, Indra se ha desplomado en el Ibex 35 y ha cerrado con caídas del 8%, siendo el farolillo rojo del selectivo español.

Abril-Martorell llegó a la presidencia de Indra en 2015 para sustituir a Javier Monzón. Anteriormente había sido director financiero y consejero delegado de Telefónica entre 2003-2005, y consejero delegado de Credit Suisse España y Portugal (2006 y 2011).

A su vez, se ha acordado retrasar hasta el 30 de junio de 2021 la fecha de celebración de la Junta General ordinaria, en segunda convocatoria

Números en verde a pesar de la pandemia

La noticia no deja de ser controvertida puesto que Indra ha logrado cerrar en positivo el primer trimestre del presente ejercicio. La tecnológica alcanzó un beneficio neto en el primer trimestre del año de 22,3 millones de euros, un 255,3% más que en el mismo periodo del ejercicio pasado, cuando su resultado fue de 6,3 millones de euros, con lo que ha retornado así a niveles previos a la pandemia.

La facturación también se disparó durante el primer trimestre ya que alcanzó los 761,4 millones de euros, un 2,2% más que el mismo período del año anterior.

Empresa de las elecciones

Indra se ha caracterizado por ser la empresa encargada de los recuentos de las elecciones a nivel nacional y autonómicos. En las últimas generales en las que el PSOE y Unidas Podemos lograron pactar para hacer un gobierno en coalición, se le adjudicó dicho proceso por emergencia, es decir, sin mediar concurso público por un precio de unos diez millones de euros.

El Ministerio del Interior se vio obligado a pedir un informe urgente a la Junta Consultiva de Contratación Pública del Estado. En aquella ocasión, solo se tramitaron mediante emergencia dos contratos de poca cuantía. Ahora se va a usar este procedimiento excepcional para todos.

En los últimos comicios celebrados en la Comunidad de Madrid, la Asamblea otorgó a Indra por valor de siete millones de euros el recuento de votos, que hicieron ganar a Isabel Ayuso por una amplia mayoría.

Comentar ()