Ikea impulsa su expansión en España con nuevos formatos de tienda, a través de la apertura, a mediados de agosto, de una nueva tienda en Las Rozas (Madrid), según ha informado la multinacional sueca en un comunicado.

En concreto, este nuevo punto de venta suburbano, cuya apertura se espera para mediados de agosto, contará con edificio propio y una extensión total de 3.070 metros cuadrados, que están distribuidos en tres plantas.

De esta forma, la planta calle y la primera concentrarán las zonas de exposición y venta, con alrededor de 1.400 metros cuadrados para este fin. Así, en la de calle se distribuirán los espacios de inspiración para las estancias de salón, cocina y comedor, una zona de presentación de novedades y el área de restauración, mientras que la primera albergará el surtido relacionado con baños y dormitorios y aproximadamente la mitad de ella estará destinada a los servicios de planificación de las diferentes estancias, informa Europa Press.

Además de la nueva tienda ofrecerá los servicios Click&Collect y el de Order&Collect, por lo que se asegura el acceso a todo su surtido desde su nuevo punto en Las Rozas.

La consejera delegada de Ikea en España, Petra Axdorff, ha subrayado que la multinacional sigue «repensando la forma en que llegan a los clientes». «Con este nuevo punto, conseguimos ser aún más accesibles y unir en un único espacio los diferentes servicios, productos y experiencias que ponemos a su alcance», ha explicado.

El mercado madrileño es junto al catalán, uno de los focos de crecimiento definidos dentro del plan de expansión de la compañía

«Los consumidores demandan cada vez más espacios de proximidad y una atención personalizada. Ofrecer formatos cada vez más diversos y dispersos puede ser de gran valor para el consumidor y para el negocio», ha subrayado.

Este será el quinto punto de venta en Madrid, junto a los grandes establecimientos en Alcorcón, Ensanche de Vallecas y San Sebastián de los Reyes, y su tienda urbana Ikea Goya, formato en el que se inspira
esta nueva tienda aunque con carácter suburbano en este caso.

El mercado madrileño es junto al catalán, uno de los focos de crecimiento definidos dentro del plan de expansión de la compañía, que prevé un plan de aperturas para los próximos años con una inversión de 150 millones de euros y la creación de 750 empleos.

Esta inversión se enmarca dentro de la estrategia global de la compañía para abrir nuevos formatos de tienda en el centro de las ciudades y acercarse a la mayoría de las personas.

Ikea ha precisado que solo 30 ciudades en todo el mundo acogerán estos nuevos puntos de contacto con diferentes formatos de proximidad, siendo Madrid y Barcelona dos de las ciudades elegidas.

En la actualidad, Ikea cuenta solo en España con seis formatos diferenciados de puntos de contacto o venta que suman más de 100 localizaciones distintas.