Economía | Vivienda

Tres provincias de la 'España Vacía' registran su alquiler más caro en 15 años

Cuenca, Soria y Palencia junto a Almería, Cádiz, Vitoria, Logroño y Murcia alcanzaron este mes su precio máximo, según los registros de Idealista

Personas pasean por una calle de Palencia.

Una calle de Palencia, en una imagen de archivo. Carlos Mateo / Europa Press

Tras mantenerse estable desde febrero, el precio de la vivienda en alquiler ha caído en un 0,5% este mes de mayo, según datos de Idealista. En comparativa interanual, la caída es del 6%, la mayor desde 2013. El precio medio del metro cuadrado en alquiler en España se ha situado en los 10,7 euros, frente a los 10,8 euros por metro cuadrado registrado entre febrero y abril de este año.

No obstante, la variación mensual ha sido desigual por provincias y mientras que en Barcelona el alquiler se ha abaratado en un 17,8% con respecto al año anterior, en Soria, el metro cuadrado es un 10,8% más caro que en mayo de 2020. De hecho, pese a las caídas intensas de la capital catalana y de Madrid (-13,4%), “núcleos poblacionales por excelencia”, según el portal inmobiliario- hay ocho provincias donde el precio del alquiler es el más caro en quince años. Entre ellas, tres de la conocida como España Vacía: Cuenca, Soria y Palencia.

En la ciudad de Cuenca, el metro cuadrado se ha encarecido un 1% en el último mes, un 4,5% en el trimestre y un 5,7% con respecto a mayo de 2020. Así, ya alcanza los 6,1 euros por metro cuadrado. Si se amplía el dato a la provincia, el precio es de 5,1 euros por metro cuadrado, donde también se ha registrado el máximo desde que Idealista recopila los datos mensualmente. Un piso de unos 70 metros cuadrados costaría en Cuenca 427 euros al mes.

En el caso de la ciudad de Soria, el precio ha subido en un 10,8% en el último año y un 3,1% en el último mes. La cifra es de 6,7 euros por metro cuadrado; de 6 euros si se amplía a toda la provincia. Teniendo en cuenta estas cifras, una vivienda en alquiler de unos 70 metros, costaría entre 420 y 469 euros al mes. En Palencia, la subida es del 3,8% interanual en la ciudad y del 9% en la provincia, hasta los 6,5 y 6,1 euros por metro cuadrado respectivamente. Un piso de 70 metros en Palencia costaría entre 427 y 455 euros al mes.

Almería, con 6,7 euros por metro cuadrado; Cádiz, con un precio medio de 9,8 euros por metro cuadrado; Logroño, con 7,2 euros por la misma superficie; Murcia, con 7,2 euros y Vitoria, con 10 euros por metro cuadrado, también registraron máximos desde 2006, según el informe de Idealista.

Acumulación de stock

Sobre si se ha producido un éxodo de Madrid y Barcelona a estas provincias, desde Idealista señalan que ambas ciudades “van a seguir siendo núcleos poblacionales por excelencia” y que además han sido “los que más han padecido la pandemia”. En este sentido, atribuyen el descenso de los precios a la “acumulación de oferta” que se ha producido en el último año.

Desde el portal inmobiliario apuntan que esta “acumulación de oferta” no se ha producido en otras provincias como las anteriormente mencionadas y la recuperación de la demanda ha provocado que se alcancen los precios más caros desde hace 15 años.

Pisos turísticos y build to rent

Lola Alcover, secretaria general del Consejo General del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI) añade varios factores que han provocado estas desigualdades entre subidas y bajadas del alquiler. En primer lugar, apunta que en «ciudades como Barcelona o Madrid se ha traspasado una gran parte del alquiler turístico al mercado tradicional. Sube la oferta y baja el precio».

Además, indica que el build to rent, la construcción de vivienda destinada al alquiler «se ha puesto en marcha» en las grandes ciudades, algo que tampoco ha ocurrido en provincias de menor tamaño.

Alcover también hace referencia a los precios, «son sitios (Palencia, Cuenca o Soria) donde las rentas no eran altas, por lo que la demanda no se ha retraído». En este sentido, explica que en ciudades como Barcelona o Madrid los precios ya tenían poco margen para seguir creciendo.

Por último, la experta añade que los meses del confinamiento y el teletrabajo también han tenido que ver en el aumento de la demanda en estas zonas. «El nivel de ahorro ha subido y personas que han compartido piso ahora se deciden a vivir solos», relata. Además, «son provincias con densidades de población más bajas, con espacios abiertos cercanos y el alquiler es una forma de probar si les interesa otro modo de vida».

Comentar ()