Economía | España | Tendencias | Vivienda

Ávila, Burgos o Cuenca: los nuevos destinos que despiertan interés para comprar una casa

El confinamiento dispara el interés por los municipios rurales

Municipio de Arévalo en Ávila FOTO LIBRE

El portal inmobiliario Idealista ha publicado un informe en el que se muestra el aumento de interés por comprar viviendas en la España despoblada tras los aciagos meses del Estado de Alarma. Ahora los españoles priman en sus búsquedas municipios de menos de 5.000 habitantes, que están situados sobre todo en provincias de interior. Prueba de ello es Ávila, Burgos y Cuenca son las provincias donde más ha crecido. También se ha acrecentado de forma considerable en otras regiones como Cuenca, Segovia, Teruel, Toledo y Huesca. Esta inclinación por los pueblos pequeños solo ha decrecido en Gerona, Sevilla y Tarragona. Y en las Islas Baleares donde ha pasado de un 11,4% en enero a un 11,1% en junio.

Estos datos son reflejo de la huella que han dejado estos meses de confinamiento en la población española. Entre los cambios que se han producido, está el teletrabajo que ha permitido a las empresas continuar su actividad de la mejor forma posible. Estos transformaciones en el día a día han influido en las tendencias de las personas, como ocurre con esta nueva inclinación por las zonas rurales. Igualmente, ha contribuido a ello el hartazgo de los ciudadanos por estar enclaustrados durante meses en los pisos de las grandes urbes. Las búsquedas de casas en estas pequeñas localidades ha pasado de un 10,1% a un 13,2% en total.

El consejero delegado de Instituto de Valoraciones, Jesús Rodríguez Estrada, ya explicaba durante el confinamiento que «preveían un cambio en las prioridades de aquellos interesados en vivienda, destacando las terrazas y jardines privados». Y aseguraba que “la periferia cogerá fuelle sobre el centro de las ciudades, por ofrecer viviendas con espacios más amplios y con espacios naturales y al aire libre próximas a ellas”. A juzgar por la evolución de la demanda, las previsiones se están cumpliendo.

Castilla y León es la región en la que se registran más búsquedas, y ha pasado de un 23,7% de las búsquedas en enero a un 33,7% en junio. En esta región se enclavan las dos provincias donde hay un interés mayor. En primer lugar se encuentra Ávila. Los internautas que buscan casas han pasado de un 52,1% a un 63,5%, esto supone un incremento en 11,4 puntos más. Burgos es la segunda provincia que mayor interés suscita: ha pasado de tener unas búsquedas de un 22,9% a un 33,8%; la variación ha sido de 10,9 puntos más.

Hay que destacar la comunidad de Castilla la Mancha, puesto que ha experimentado el mayor crecimiento en la demanda de viviendas en los municipios de menos de 5.000 habitantes. Las búsquedas han aumentado de un 35,5% hasta un 43,4%. De todas sus provincias destaca Cuenca, ya que es la tercera que más ha aumentado en todo el país. Su interés ha repuntado hasta un 53,1% en junio (en el mes de enero era de un 42,3%).

El problema de la despoblación en España

España es uno de los países de Europa donde hay una mayor despoblación. Eurostat reflejaba en el año 2016 que la densidad de población por habitante era de 92 personas por kilómetro cuadrado. Este dato está muy por debajo de otros países europeos como Alemania, donde se sitúa en 233 habitantes por kilómetro cuadrado.

Se encuentra en especial riesgo Castilla y León, que es el territorio más despoblado de España. La población en cae hasta un promedio de 22,1 personas por kilómetro cuadrado. En el año 2018 el 88% de los municipios registraban un nivel de población menor del que había en el año 1998, a finales del pasado siglo. Durante este 2020 la disminución ha sido constante como reflejan los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El organismo sostiene que los habitantes ahora son 2.393.285 habitantes, 6.263 menos que en 2019.

Entre el año 2000 y el 2018, las provincias de Zamora, Palencia, Salamanca, Ávila, Soria y Teruel han registrado un balance negativo de su población; en todas ellas ha decrecido. Sin embargo, los datos proporcionados por Idealista dan esperanza para poder acabar con esta tendencia. Zamora es la población que más habitantes ha perdido en las últimas décadas; en cambio en el estudio se indica que el interés ha aumentado en 8,1 puntos porcentuales, ha pasado de un 24,8% a un 32,9%.

Según indica el INE, Ávila -que es el destino preferido tras el Covid- también es uno de los que ha visto reducida su población en este siglo. Actualmente cuenta con 158.930 habitantes. En 2o19 eran 159.260, por lo que ha continuado decreciendo (hay 330 personas menos). En el caso de Burgos, la población en 2019 era de 355.777 y en el 2020 son 355.429; es decir, 348 personas menos. Y por último, Cuenca tenía 199.828 habitantes en 2019, y en este 2020 son 199.628 (200 menos).

Comentar ()