Economía

Los 'chiringuitos' financieros acumulan 800 millones de euros en reclamaciones

Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV.

Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV. APIE

Las ofertas fraudulentas de inversión se están multiplicando y desde distintos organismos, entre ellos la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se trabaja para perseguir los casos de fraude, así como para «advertir, educar y cooperar» con los inversores y las fuerzas de seguridad.

Así lo ha explicado el presidente del regulador, Rodrigo Buenaventura, durante su participación en el seminario «La economía de la pandemia», organizado por la APIE y BBVA, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander.

En la actualidad, según ha señalado Buenaventura, los chiringuitos financieros -como se denomina a entidades no autorizadas- acumulan reclamaciones en los tribunales por valor de 800 millones de euros. Si bien los criptoactivos tienen un papel relevante en estos casos, los fraudes no se producen exclusivamente en estos productos.

«Es importante subrayar que las ofertas fraudulentas se centran en el activo de moda y ahora es el criptoactivo, pero es importante no caer en el equívoco de que todas las ofertas de criptoactivo son fraudulentas», ha explicado el presidente de la CNMV.

Aunque no se han cuantificado los fraudes, Buenaventura ha explicado que «las consultas que recibe la CNMV y las comunicaciones del canal de denuncias anónimas han repuntado de forma muy intensa». «Hemos llegado a ver a personas haciéndose pasar por la CNMV, la imaginación es amplia y sorprendente», ha añadido.

Para hacer frente a estos casos, desde la CNMV y en colaboración con otros organismos de la administración pública se están estudiando medidas de «empoderamiento de los ciudadanos, difusión y comunicación para que se aprenda a distinguir entre una oferta legítima y un fraude», ha explicado el presidente.

Iberdrola

Preguntado por la imputación del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, el presidente de la CNMV ha recordado que el regulador ya se pronunció en 2019 y ha alertado sobre el «desgaste reputacional» que puede suponer para la compañía. Además, ha señalado que la mayor parte de compañías tienen estándares éticos tan elevados como en otros países pero que, cuando se hacen necesario recurrir a estas medidas es importante que se cumplan y se llevan a cabo, garantizando la transparencia de información.

No obstante, ha alertado de que el desgaste de Iberdrola también puede perjudicar a otras compañías del Ibex 35.

Buenaventura ha instado a la transparencia y ha recordado que las recomendaciones del código de buenas prácticas incluye el análisis de estos casos y la información al mercado sobre las medidas que se deban llevar a cabo.

Te puede interesar

Comentar ()