La farmacéutica Rovi ha comunicado este martes el fallecimiento durante el día de ayer del presidente de su consejo de administración, Juan López-Belmonte López.

En una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía ha explicado que hasta que no se produzca el nombramiento de un nuevo presidente, el ahora vicepresidente primero del Consejo, Javier López-Belmonte Encina, ejercerá temporalmente las funciones de la Presidencia de Rovi, de acuerdo con los planes de sucesión y procedimientos corporativos previstos, informa Europa Press.

La farmacéutica, que no ha especificado las causas de la muerte de su presidente, ha expresado su agradecimiento a Juan López-Belmonte López por su «encomiable» labor al frente de Rovi y ha asegurado que «honrará su ejemplo».

En 2015 Rovi, fundada en 1946, abordó en una junta general extraordinaria de accionistas el acuerdo de reorganización de la participación de su principal accionista, la familia López-Belmonte, a fin de favorecer el relevo generacional en la gestión del laboratorio.

Entonces, la compañía ya avanzó que el actual presidente, Juan López-Belmonte López, iba a ceder a corto plazo las funciones ejecutivas aunque sin abandonar el cargo.

La familia López-Belmonte Encina, a través de Inversiones Clidia, es el primer accionista de Rovi, en la que recientemente pusieron a la venta un 3 % de la compañía farmacéutica.

Una de las familias más ricas de España

No obstante la familia, que figura entre las más ricas de España, reiteró su voluntad de seguir siendo el accionista ampliamente mayoritario de Rovi, compañía en la que se comprometió además a mantener su participación en los próximos tres meses, informa Efe.

Además, en un contexto marcado por la pandemia de coronavirus, Rovi prevé duplicar su capacidad de fabricación de la vacuna de Moderna desde los 600 millones de dosis en 2021 a los 1.400 millones en 2022 con la inversión en dos nuevas líneas de producción en su planta de San Sebastián de los Reyes (Madrid).

En estos más de 70 años de historia, destacan sus aportaciones en el campo de las heparinas de bajo peso molecular. Rovi, que dio su salto internacional en 2002 de la mano de Bemiparina, debutó en bolsa a finales de 2007, potenciando desde entonces su crecimiento y expansión internacional.