Economía

El 40% de los españoles menores de 30 no pueden afrontar gastos imprevistos

Ahorrar es mucho más complicado para las personas que viven de alquiler y este grupo de edad vive de forma más habitual en este régimen que en hogares en propiedad.

Una mano toma notas con unas facturas y una calculadora.

Michal Jarmoluk /Pixabay

Ni la reparación de la caldera, ni una visita al dentista, ni una multa de tráfico. El 40% de los menores de 30 años en España no pueden hacer frente a gastos imprevistos. Se trata de un porcentaje que ha crecido en más de 3 puntos porcentuales con respecto a 2019 y que se explica por el impacto de la pandemia.

Los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que apenas hay diferencias entre sexos. En el caso de los hombres de entre 16 y 29 años, el 40,3% no puede pagar gastos extraordinarios, mientras que en el caso de las mujeres el porcentaje es ligeramente inferior: 39,6%.

Si se observan el resto de rangos de edad, el de los españoles entre 16 y 29 años es el mayor. La cifra de personas que no pueden afrontar gastos imprevistos de entre los 30 y los 44 años es del 33,6%; del 34,6% en el caso de los españoles entre 45 y 64 años y del 33,5% para los mayores de 65 años.

Pese a registrar la mayor tasa de ahorro de la serie histórica sin distinción por rangos de edad, lo cierto es que la situación económica de los jóvenes se ha resentido con la crisis del coronavirus.

De hecho, en los resultados sobre carencias materiales, también correspondientes a la Encuesta de condiciones de vida, elaborada por el INE, los menores de 30 también registran el mayor porcentaje de entre los españoles que no pueden permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año, del 38,7%, más de tres puntos porcentuales que en 2019.

El mismo rango de edad es el que registra mayor porcentaje de población que no puede permitirse disponer de un automóvil (6,8%) y que ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal en el último año (16,8%).

Alquiler y ahorro

Uno de los factores a tener en cuenta ante estos datos es que las personas de entre 16 y 29 años representan la franja de edad en la que es más habitual vivir de alquiler. En concreto, el 45,4% de los hogares con personas de estas edades son de alquiler, según datos del INE. En el lado contrario, se trata del colectivo con menor porcentaje de hogares en propiedad, el 31,8%, frente al 59,3% de los que tienen entre 30 y 44 años, por ejemplo.

El régimen de tenencia de la vivienda influye en la capacidad de ahorro. De hecho, menos del 30% de los hogares en alquiler logra ahorrar, según Estadística. El porcentaje alcanza el 44,8% en el caso de las viviendas en propiedad. Visto de otra forma, las personas que viven de alquiler han necesitado pedir dinero prestado en el 17,1 y el 18% de las ocasiones -según si la renta es a precio de mercado o inferior-, frente al 4,2% de los hogares en propiedad.

En este sentido, la capacidad de ahorro de los menores de 30 repercute en la posibilidad de hacer frente a gastos extraordinarios o al pago de un coche, como se explicaba anteriormente. Pero el ahorro no es el único factor determinante.

Situación laboral

De los 711.216 contratos firmados en junio entre los jóvenes, solo el 5,3% eran indefinidos»

Aunque la recuperación económica está mejorando los datos sobre el mercado laboral y los jóvenes, lo cierto es que durante la pandemia, la tasa de paro juvenil -menores de 25 años- superó el 40% y se convirtió en la mayor de la Unión Europea. En la actualidad, según la última Encuesta de Población Activa, la tasa de paro juvenil es del 39,53%.

La situación laboral de los menores de 30 años sigue siendo precaria. Si se observan los datos de contratos firmados en junio, último mes disponible, se constata que la mayoría de contratos que firman los españoles entre los 16 y los 29 años son contratos eventuales o de obra y servicio. De los 711.216 contratos laborales firmados en total en el sexto mes del año entre los jóvenes, solo el 5,3% eran indefinidos. Además de ser un porcentaje bajo, supone la mitad que la media de todos los grupos de edad, donde los indefinidos representan cerca del 10%.

Por otra parte, los salarios de los jóvenes han sufrido la mayor caída en los últimos 9 años. Entre 2011 y 2020, la remuneración de los jóvenes es un 5,07% inferior, situándose en los 973 euros al mes de media, frente a los 1.025 euros de media en 2011.

En definitiva, la situación de la vivienda y del empleo de los menores de 30 años acaba teniendo consecuencias sobre la planificación financiera de este grupo de edad, tal como demuestra la encuesta del INE.

Te puede interesar

Comentar ()