Economía | Empresas

Nuevo frente para el Imserso: los hoteleros impugnan los pliegos a dos meses de que empiece la temporada

Las agencias se muestran en contra de la decisión de las patronales de los hoteles y temen que pueda retrasar la fecha de inicio de la venta de los paquetes vacacionales

Imagen de una playa de Benidorm.

Imagen de una playa de Benidorm. EP

La nueva edición del programa de viajes del Imserso ya tiene abierta su primera batalla administrativa antes siquiera de que haya sido adjudicado el contrato. Los hoteleros han decidido impugnar los pliegos aprobados por el Gobierno el pasado 5 de julio, que contemplan una reducción de 122.000 plazas frente a la edición anterior, suspendida a causa de la pandemia.

Si el pasado viernes era la patronal hotelera de la Comunidad Valenciana Hosbec quien comunicaba su decisión de recurrir las condiciones del concurso, desde la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) confirman a El Independiente que también han presentado otro recurso ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, aunque sin solicitar medidas cautelares como sí han hecho los hoteleros valencianos. «Hemos tomado la decisión de impugnarlo porque creemos que tenemos razón», explica el secretario general de la patronal, Ramón Estalella.

Las organizaciones hoteleras creen que el pliego debe ser suspendido por la ausencia de un estudio de costes y por la exclusión de facto de los hoteles de tres estrellas de la licitación que causa la fórmula de baremación establecida por el organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Sociales y Agenda 2030.

«Se prima la contratación con hoteles de cuatro estrellas y se abandona a su suerte a los hoteles de tres que históricamente han trabajado y sostenido el programa durante los últimos treinta años», añade la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, que cree que las categorías no reflejan el nivel real de servicios que ofrece cada establecimiento.

Tampoco están de acuerdo con que en las dos anualidades de prórroga previstas no exista ningún tipo de revisión económica. Esto provocaría que ni la aportación de los usuarios ni la del Estado crezca en los dos próximos ejercicios (hasta 2024). En este sentido, desde Cehat insisten en que los precios fijados por el instituto hace «trabajar a los establecimientos a pérdidas». «Nuestra reclamación es absolutamente justa. La Administración sabe perfectamente cuáles son los precios medios y los costes», se queja Estalella.

Ahora, el tribunal administrativo dependiente del Ministerio de Hacienda -que ya ha tenido que dirimir pugnas similares en anteriores temporadas- tiene un plazo de dos meses para estimar o desestimar las peticiones de las patronales. En 2019, tardó cerca de 45 días en pronunciarse sobre un recurso similar. Aunque puede hacerlo con carácter de urgencia, en el sector de las agencias de viajes temen que los plazos puedan dilatarse por ser pleno mes de agosto. Y si finalmente se diese la razón a los hoteles, el pliego debería volver al Ministerio y publicarse de nuevo en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Esto podría implicar un retraso en la fecha de inicio de la comercialización de los paquetes vacacionales prevista para septiembre. Hasta el momento, la intención del Gobierno es que el programa pueda estar operativo en octubre. «El programa tenía que haber salido antes y con mucha más dotación», incide el secretario general de Cehat. De hecho, creen que debería haber estado en marcha este mismo mes de agosto para paliar en la medida de lo posible la previsible falta de turismo extranjero.

Malestar entre las agencias

Sin embargo, la impugnación de los pliegos no ha sentado nada bien en el sector de las agencias de viajes, a través de las que se comercializa el 100% de los paquetes. Estos negocios pasan por un momento muy delicado en el que les está costando remontar el vuelo por el mantenimiento de ciertas restricciones de movilidad.

«Se equivoca y mucho Hosbec tratando de cargarse un programa esencial y menospreciando el papel de las agencias, adjudicatarios y distribuidores. Todos somos necesarios», ha señalado el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido.

No en vano, la agencias habían conseguido en esta edición del programa un incremento del 20% en las comisiones que cobran por cada paquete vendido. De los 12 euros que recibían por plaza, pasarán a percibir 14,50 euros. Asimismo, no tendrían que devolver esa comisión si el cliente renuncia finalmente al viaje.

«Creo que recurrir los pliegos todavía complica más la historia y, si se retrasa, perjudicará a todo el sector», apunta, por su parte, el presidente de la Asociación Corporativa de Agencias de viajes Especializadas (ACAVE), Martí Sarrate.

Sombrillas y tumbonas en la Playa de Levante de Benidorm.
Sombrillas y tumbonas en la Playa de Levante de Benidorm. EP

La preocupación por los posibles retrasos lleva meses flotando en el ambiente. El programa acumula un reguero de reclamaciones administrativas por parte de los diferentes actores implicados, que han llegado hasta los tribunales por la adjudicación de los lotes. Aunque en esta ocasión no se esperaba un recursos a los pliegos, sino a la posterior adjudicación a los turoperadores.

Sin embargo, sigue pendiente de resolución en la Audiencia Nacional otro recurso presentado en 2019 por la patronal Cehat también contra los pliegos del concurso de esa temporada. «Llevamos dos años esperando y este pliego vuelve a tener los mismos problemas que tenía el anterior», insiste Estalella.

Según la licitación, el lote número uno (turismo en zonas costa peninsular) contará con 443.887 plazas, casi el doble que el doble que el lote de (turismo en zonas de costa insular), que tendrá 230.039. El tercero (turismo de interior y procedencia europea), dispondrá de 142.103 plazas. Las compañías interesadas tienen hasta el 2 de agosto para presentar sus candidaturas.

La finalidad de esta prestación complementaria a las del sistema de la Seguridad Social no es sólo fomentar un envejecimiento activo, sino que en términos económicos fue diseñado para reducir la estacionalidad del sector.

Se trata, en definitiva, de un mecanismo para generar empleo y actividad económica durante la temporada baja. Este viernes 30 de julio concluirá el único periodo de presentación de nuevas solicitudes de participación en el programa en la temporada 2021-2022 por parte de los usuarios.

Programa de Termalismo

Al margen de todo esto, el Consejo de Ministros ha autorizado este martes al Imserso la contratación para la reserva y ocupación de plazas del Programa de Termalismo, que se desarrollará entre octubre de 2021 y diciembre de 2022. El año pasado también tuvo que ser cancelado por la pandemia.

El organismo iniciará la tramitación mediante procedimiento negociado sin publicidad de 77 contratos de servicios de reserva y ocupación de plazas, que engloban un total de 100 establecimientos termales, con la posibilidad de tres prórrogas anuales. El valor estimado total del programa asciende a 549,6 millones de euros.

Estos contratos permitirán ofertar un máximo de 192.000 plazas en 2022, mientras que en el actual ejercicio se ofertará la parte que corresponda el último trimestre del año, que se estima en unas 60.000 plazas.

Te puede interesar

Comentar ()