Economía | Vivienda

Nueva normativa de pisos turísticos en Madrid: limitados a bajos y primeras plantas

Un hombre con una maleta en la plaza de Callao, en Madrid.

Un hombre con una maleta en la plaza de Callao, en Madrid. EP

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado esta semana novedades respecto al plan urbanístico para adaptar el Plan Especial de Hospedaje (PEH) que se ideó en la época en la que Manuela Carmena dirigía el Consistorio con el fin de preservar el uso residencial del centro urbano y controlar la actividad de los pisos turísticos.

La modificación más relevante a la que ha dado luz verde la Junta de Gobierno se centra en que este tipo de alojamientos solo podrán instalarse en bajos o en primeras plantas, siempre que no vivan vecinos debajo.

El área de Desarrollo Urbano, gestionada por Ciudadanos, ha conseguido retirar la exigencia de que estos apartamentos cuenten con un acceso independiente, es decir, diferente al portal por el que entran a sus domicilios el resto de vecinos, y que, según el Ayuntamiento, era una de las razones principales por las que el 98% de los 14.000 pisos turísticos de Madrid eran «ilegales». Con el PEH, la mayoría de propietarios rehusaron pedir su vivienda, dado que sabían que no cumplían los requisitos, y han ejercido su actividad desde la clandestinidad.

No obstante, el departamento de Urbanismo ha decidido mantener la división de la capital en anillos concéntricos. El primero encerraría el distrito Centro; en el segundo, entrarían el distrito de Chamberí completo y parte de los de Chamartín, Salamanca, Retiro, Arganzuela y Moncloa-Aravaca; el tercero comprende Tetuán, Usera, Carabanchel y Latina.

Este avance del plan entra ahora en el periodo de consulta pública y no será al menos hasta dentro de un año cuando se complete su tramitación y cuando entren en vigor las restricciones derivadas del mismo. «Es una manera de limitarla y hemos hablado con todo el sector», ha indicado la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. Se prevé que una parte importante de los pisos turísticos de Madrid que ya existen tengan que finalizar su actividad con este nuevo proyecto.

Te puede interesar

Comentar ()