Economía | Empresas

Vestas cerrará su planta renovable en Galicia en plena crisis del sector energético

La compañía también ordena la clausura de otras fábricas en Europa

Aerogeneradores de Vestas

Aerogeneradores de Vestas

Vestas, una de las empresas más importantes del mundo en la fabricación de generadores de energía renovable, ha anunciado el cierre de la planta de Viveiro (Lugo) para “ajustar la capacidad productiva a su cartera de productos».

Según ha informado la empresa en un comunicado, este cierre será para “acelerar el despliegue de las energías renovables y mejorar la competitividad de la energía eólica”. Por tanto, 115 empleados que tiene la compañía en la planta lucense deberán sentarse con Vestas en las próximas semanas.

La compañía indica que la disminución de la demanda de la plataforma de dos megavatios como la “necesidad de optimizar la fabricación de componentes de eólica marina”, hacen inviable la producción de los molinos. Vestas asegura que será a finales de año cuando se clausure la nave. ofrecerá recolocaciones a los operarios que actualmente trabajan en Viveiro en otros centros del país. 

Vestas arguye que España sigue siendo “un mercado clave para Vestas, ya que aún mantiene abierta la fábrica de palas en Daimiel, las operaciones de mantenimiento y la sede de la región mediterránea de Vestas en Madrid”.

El coste total relacionado con este ajuste de la capacidad productiva de Vestas estará sujeto a algunos factores, como por ejemplo, el resultado de las negociaciones con los representantes sindicales, la venta de los edificios, etc. Como se indica en las previsiones del año para la compañía, el coste total se imputará como artículo especial dentro de la integración del negocio offshore y se contabilizará en el tercer trimestre de 2021. 

«La rápida transición energética actual, la veloz introducción de nuevos productos y la reciente integración de nuestros negocios onshore y offshore nos obligan a perfeccionar y evolucionar aún más nuestra producción y cadena de suministro. Aunque Vestas seguirá teniendo una fuerte presencia en Europa en las áreas de fabricación y mantenimiento, siempre es difícil tomar decisiones que afecten negativamente a nuestros empleados. Quiero subrayar nuestro compromiso para estudiar todas las opciones de reubicación de los compañeros que desafortunadamente se verán afectados por el cese de la producción en nuestras plantas de Lauchhammer, Viveiro y Esbjerg», ha afirmado el Vicepresidente Ejecutivo y COO, Tommy Rahbek Nielsen.

Otros cierres

Pero el de Viveiro no será el único. La compañía ha informado de otros cierres de plantas renovables en Alemania y Dinamarca. En total, unas 700 personas, contando con los empleados españoles, deberán negociar con Vestas su futuro. 

Para el cierre de los otros centros europeos, Vestas incide en el descenso de demanda de turbinas durante los últimos mese aunque asegura que “podrá satisfacer” a sus clientes con la producción de los materiales de las otras plantas que posee la compañía en otros países del mundo. 

Te puede interesar

Comentar ()