Economía | Empresas

Hotusa será la primera hotelera que reciba la ayuda del Estado con una inyección de 241 millones

La compañía que preside Amancio López Seijas recibirá un préstamo participativo de 190 millones y otro ordinario de 51 millones. 2020 fue el primer año de sus cuatro décadas de historia que cerró sin beneficios

El presidente de Hotusa, Amancio López.

El presidente de Hotusa, Amancio López. EFE/Enric Fontcuberta

El año 2020 supuso un auténtico mazazo para todas las empresas del sector turístico y muchas permanecen con el agua al cuello a la espera de una salvavidas por parte del sector público. En vista de la que se avecinaba, el gigante hotelero Hotusa fue uno de los grupos que tuvo que solicitar en septiembre el auxilio del Estado para garantizar su viabilidad tras 40 años arrojando beneficios.

Un año y medio después del inicio de la pandemia, recibirá un balón de oxígeno de 241 millones que se canalizará a través de un préstamo participativo de 190 millones y otro ordinario de 51 millones. Con ello tratará de compensar el hundimiento del 76% de la facturación que ha supuesto la crisis sanitaria para la compañía que dirige el empresario gallego Amancio López Seijas (Chantada, 1955).

Una vez que se cumplan los trámites administrativos y el Consejo de Ministros dé luz verde a la operación, Hotusa será la primera cadena hotelera en recibir el dinero del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas que gestiona la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

A pesar del paquete de medidas de ahorro puesto en marcha por la compañía, en el primer año de la covid-19 registró unas pérdidas netas por encima de los 130 millones, frente a los 68 de beneficio obtenidos en el anterior ejercicio. Además, en 2020 la matriz del grupo y sus filiales ya pidieron créditos por más de 104 millones a diferentes bancos con las líneas avaladas por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). 

La compañía fundada en 1977 ejerce su actividad en más de 130 mercados. En total, cuenta con una cartera de 219 hoteles, de los que el 67% está en España. Más de 100 los gestiona a través de las firma Eurostars y otros 70 a través de Exe. En 2019, contaba con 4.085 trabajadores en plantilla. Desde este verano, tiene ya la práctica totalidad de sus establecimientos en activo. Para aprobar el rescate, la SEPI ha considerado el «carácter estratégico» del grupo. Su división de servicios cuenta con más de 4.300 hoteles asociados en todo el mundo, de los cuales 1.567 están en nuestro país.

Según trasladan desde la SEPI, el grupo hotelero ha aceptado los términos del rescate, aunque fuentes de la compañía consultadas por El Independiente declinan hacer comentarios de qué condiciones ha puesto holding público para acometer la inyección de capital.

Mientras tanto, el presidente de la compañía -organizador del Foro La Toja– trasladaba hace escasos días en una entrevista con la agencia Efe que en su plan de negocio está previsto incorporar 22 hoteles este mismo año a su cartera y volver a beneficios en 2022. Según resaltó, la firma ya está generando un flujo positivo de caja.

Empresas a la espera

En las próximas semanas está previsto que la SEPI -dirigida desde hace pocos meses por Belén Gualda– dé un nuevo impulso a los rescates de las decenas de compañías que ha solicitado el auxilio del Estado. Entre ellas hay numerosas firmas relacionadas con el turismo. Para agilizar el proceso, el hólding ha contratado a un grupo de asesores externos.

Entre agencias de viajes, navieras, turoperadores, hoteleras y compañías aéreas, hay más de 15 peticiones de rescate por un valor cercano a los 900 millones de euros. Entre otras, están Naviera Armas (125 millones), la aerolínea Air Nostrum (103 millones), el operador turístico Wamos (70 millones) y hoteleras como Hesperia (55 millones), Room Mate (52) y Playa Senator y Selenta (50 millones).

Desde que el Gobierno puso en marcha el fondo hace un año, el organismo público dependiente del Ministerio de Hacienda sólo ha concedido un puñado de rescates: Air Europa (475 millones), Duro Felguera (120 millones), Ávoris (320 millones), Plus Ultra (53 millones) y Tubos Reunidos (112,8 millones). Hasta ahora, sólo se han usado 1.347 millones de euros de los 10.000 millones con los que está dotado el mecanismo.

Te puede interesar

Comentar ()