Economía | Empresas

IFM lanza una ofensiva por los minoritarios para asegurarse la OPA en Naturgy

El fondo de inversión australiano quiere acceder al 17% de la compañía

Sede en Madrid en Avenida América de Naturgy

Sede en Madrid en Avenida América de Naturgy EP

IFM prepara toda su artillería para poder sentarse en el consejo de administración de Naturgy. El fondo de inversión australiano, a pesar de que los principales accionistas de la energética muestran sus reticencias para que irrumpa en el capital social, no cesa en su empeño para poseer, al menos, el 17% de las acciones de la compañía.

Pero para que los planes del gestor de los ahorros de los australianos lleguen a buen puerto ha de convencer a los accionistas minoritarios que dudan de si acudir o no a la oferta lanzada hace algo más de seis meses. Por eso, IFM ha lanzado una campaña de atención al accionista para explicar a todos aquellos que estén sopesando acudir la OPA. El fondo inversor ha creado una página web y ha habilitado un teléfono específico para que todo aquel que lo desee pueda informarse de los pormenores de la operación.

Además, IFM ha contratado los servicios de Georgeson, un proxy especialista en este tipo de operaciones. Fundada en 1935 su principal misión en el mundo empresarial es la de “maximizar el valor de las relaciones con sus inversores”, según la propia compañía. A pesar de su dilatada historia, no fue hasta 2002 cuando entró en el mercado español, 12 meses después que lo hiciera en Australia, país natal del fondo de inversión que lanzó la opa por Naturgy.

La ofensiva lanzada por IFM es primordial para que pueda acceder a la OPA debido a la escasa liquidez de acciones que hay en circulación. Cabe recordar que ni CVC, que posee el 20,7%, ni GIP (20,6%), ni Sonatrach (4,1%), tienen intención de acudir a la oferta, tal y como dejan claro en el escrito remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el pasado viernes. 

Tampoco lo hará Criteria Caixa. El brazo inversor de la entidad bancaria ya avisó hace tiempo que no iba a desprenderse de ningún paquete accionarial. Es más, la sociedad dirigida por Isidro Fainé tiene la intención de rozar el 30% en el accionariado para frenar las aspiraciones de IFM. No obstante, el holding ha frenado su afán comprador y desde hace dos meses no ha aumentado sus posiciones. Su postura fue mucho más clara, si cabe, en la tarde del jueves tras el comunicado emitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), asegurando que la oferta no «satisface» la idea que tiene en los planes de la energética.

Por otra parte, fuentes del sector apuntan que IFM debe “estar preocupado” puesto que aquellas gestoras que tienen en su cartera a Naturgy en sus fondos indexados “no venderán por lo que un buen porcentaje de las acciones que, a priori, hay en circulación no podrán ser adquiridas”.

Fuentes financieras indican en este sentido que el propio consejo de administración advirtió que puede haber una menor liquidez de la acción tras la oferta de IFM. Es decir, el Consejo advierte a los inversores que la acción post oferta será ilíquida, «lo que debe entenderse como una motivación para que los inversores vendan si no quieren quedar atrapados en una empresa ilíquida», apuntan.

Mensajes al mercado

En su estrategia, IFM continúa lanzando optimismo al mercado y fuentes cercanas al fondo, a pesar de la negativa de los principales inversores a vender parte de su capital social, y considera “positiva” la reacción del consejo de administración de Naturgy. 

IFM también valora positivamente que el órgano de la energética considere “razonable” el precio de 22,07 euros por título que paga el fondo de inversión.   A su vez, recuerda que la oportunidad de aceptar la oferta  es “una excelente noticia para los accionistas de Naturgy”, sobre todo en el “contexto actual del sector”, en el que el fondo cree que “la incertidumbre regulatoria y la volatilidad (entre otros factores) están impulsando el débil rendimiento de las acciones de los competidores de la energética”.

Por otra parte, fuentes financieras aseguran que el objetivo de IFM sigue siendo el de conseguir el 17% y «en ningún caso» aceptará entrar en el accionariado por un porcentaje menor.

Cabe recordar que la estrategia de IFM en cuanto a su participación en el consejo de Naturgy contempla el supuesto de que finalmente logre un porcentaje entre ese mínimo del 17% y el 22,7% al que se dirige como máximo la propuesta, si bien este último parece estar completamente descartado.

Te puede interesar

Comentar ()