Pastelerías Mallorca ha reabierto su tienda de la calle de Velázquez de Madrid tras varios meses de obras.

La empresa ha anunciado esta reapertura del establecimiento de Velázquez, 59 en un comunicado en el que destaca que «de ahora en adelante, en esta tienda, que abría sus puertas por primera vez en 1949, os recibirá un espacio luminoso que busca llegar a la autenticidad, a mostrar cómo era el Mallorca de los orígenes».

En la nueva tienda se pueden ver «los ladrillos, las vigas, los aceros y el cemento que han formado parte de la tiendas desde 1949».

Pastelerías Mallorca tiene una docena de establecimientos en la Comunidad de Madrid y dos fuera de España, uno en Ciudad de México y otro en Tokio.

En la trastienda de Velázquez, Mallorca hace un recorrido por la historia de la empresa, desde el trabajo de los horneros en el obrador hasta las vitrinas y mostradores con productos artesanales.

Considerada como el «buque insignia» de Pastelerías Mallorca, la de Velázquez «supuso el inicio del crecimiento de nuestra marca hasta llegar a ser lo que somos a día de hoy», señala el comunicado.

Ha pasado de ser «un pequeño córner en la céntrica calle madrileña» al «buque insignia» tras la compra de «locales colindantes».