Economía

Sánchez defiende a Calviño en el choque con Díaz por la reforma laboral

"Todos los ministerios tienen que aportar. Esa es la petición y la orden que he dado a todos los ministros y ministras", ha subrayado Sánchez desde Bruselas

Pedro Sánchez, en el Consejo Europeo.

Pedro Sánchez, en el Consejo Europeo. EP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido en la tarde de este viernes la intervención de la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en la negociación de la reforma laboral: «No hay intromisión, lo que hay es colaboración, es coordinación, un aporte por parte de todos los ministerios. No hablamos de inmiscuirse, sino de aportar».

Sánchez ha comparecido desde Bruselas tras la cumbre que ha tenido lugar este jueves y viernes y ha sido preguntado por el estado del Gobierno de coalición, una vez que la secretaria general de Unidas Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, pidiera esta mañana en público una reunión urgente de la mesa de seguimiento del acuerdo de coalición.

Fuentes de Podemos apuntaron a este medio que la petición se debía a que Calviño había tratado de entrar a negociar la reforma laboral que hasta ahora estaba pactando el Ministerio de Trabajo con sindicatos y empresarios.

«Todos los ministerios tienen que aportar. Esa es la petición y la orden que he dado a todos los ministros y ministras», ha subrayado Sánchez, descartando así criticar el comportamiento de Calviño.

El presidente se ha apoyado en que llevar a cabo una reforma integral que «elimine definitivamente muchos males del mercado laboral» español es algo que afecta a muchos ministerios, «al menos a cinco, Trabajo, Economía, Seguridad Social, Educación y Hacienda», y que eso conduce a una forma de proceder «mucho más laboriosa», pero que «a la postre, es más efectiva».

Con respecto a los plazos y objetivos de la reforma laboral, no ha concretado más allá de reforzar lo ya anunciado: «El Gobierno de España tiene un acuerdo de investidura, tiene un acuerdo de coalición de Gobierno y ahí viene el compromiso de actualizar las normas laborales en nuestro país», ha apuntado, subrayando que también se ha comprometido a ello con la Comisión Europea.

Preguntado de nuevo sobre quién deberá ahora liderar las negociaciones con los sindicatos y los empresarios, si Díaz o Calviño, el presidente no ha optado por ninguna de las dos: «Negocia el Gobierno. Esta es una reforma de todo el Gobierno y todo el Gobierno aporta».

Algo con lo que no está de acuerdo Pablo Echenique. El portavoz del grupo parlamentario de Unidas Podemos también ha calificado de «injerencia» lo que desde el PSOE llaman «colaboración» entre ministerios. «La injerencia de Nadia Calviño en los trabajos que está llevando a cabo Yolanda Díaz en el diálogo social para derogar la reforma laboral del PP es un mensaje claro que nos está mandando el PSOE: quieren intentar impedir la derogación. En contra de lo que prometió el Presidente», ha escrito en su cuenta de Twitter.

Noticia en ampliación

Te puede interesar

Comentar ()