Economía | Empresas

Cuándo bajará el precio de la luz

Una factura del consumo de luz, a 10 de septiembre de 2021.

Una factura del consumo de luz, a 10 de septiembre de 2021. Europa Press

El 2021 se va a recordar como el año en el que todos los españoles mirábamos la factura de la luz. Nunca antes la palabra megavatio ha sido repetida tantas veces. Mientras los españoles terminaban de celebrar la Navidad de 2021 con menos invitados en las mesas de la historia reciente por culpa de la tercera ola de este maldito virus, una ola de frío amenazaba a buena parte de la Península Ibérica. 

Y tras las festividades, llegó Filomena. Y España y Europa se quedaban sin el suficiente suministro de gas porque los buques cargueros que portaban la materia prima, indispensable para generar electricidad, se marcharon a China porque se les pagaba mejor. Después llegó el verano, y dejó a las renovables bajo mínimo y el gas para esas fechas estaba disparado. Por si fuera poco, el coste por las emisiones a la atmósfera se situaron máximos históricos, y aún siguen ahí.

Todo eso provocó que mes a mes la factura de la luz fuera la más cara de la historia. El recibo eléctrico del usuario medio se situó en noviembre en 115,18 euros, un 68,1% por encima de los 68,50 euros del mismo mes del año pasado. La propia ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha llegado a calificar de “año turbulento” para las familias españolas por el incremento de la factura de la luz. 

Desde el Ejecutivo de Pedro Sánchez siempre se ha transmitido que la crisis energética es “pasajera” y se ha escudado en el mercado de futuros para asegurar que el precio del megavatio a la hora se reducirá el año que viene. Y razón no le falta al Gobierno, pero es una verdad a medias. 

A pesar de que en las últimas jornadas se ha aliviado el mercado mayorista eléctrico, el precio del Mwh no baja de los 200 euros, cifras que se han sostenido desde octubre hasta hoy. Una cifra muy alta si nos atendemos a los últimos años, en el que apenas llegaban a pagarse más de 50 euros por megavatio. Los futuros energéticos indican que bajarán, sí, pero que hasta 2023 las aguas no volverán a su cauce. 

De acuerdo a la información de Omie, el operador del mercado eléctrico en España y Portugal, el precio del megavatio a la hora se sitúa en 154,65 euros. Pero la situación no mejorará hasta, al menos, el primer trimestre de 2022. La compañía cifra en 240 euros el megavatio a la hora. El Mercado Español de Derivados Financieros (MEFF) tiene las mismas perspectivas y estima que el precio del megavatio a la hora ronda los 150 euros. 

No será, por tanto, hasta el segundo y tercer trimestre de 2022 cuando el precio en el mercado eléctrico alivie su presión. A partir de marzo, el Mwh tocará niveles de los 127 euros, para acabar el año en los 126 euros.

Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank España, asegura que “los precios de la energía remitirán en primavera”. “Tenemos problemas geopolíticos como en Rusia, Ucrania o Argelia, pero estos temas se van a ir solventando”, asegura la analista. 

No obstante, Endesa sí que considera que los precios de la electricidad se van a desplomar. La compañía eléctrica prevé que el megavatio a la hora se desplome hasta los 83 euros. Fuentes de la compañía señalan que la principal razón de este desfase es por la estimación del precio del gas en el mercado spot de Holanda. En concreto, Endesa lo cifra en 27 euros mientras que el mercado  contempla en este momento un precio de 40 euros. “La evolución de las materias primas será lo que marque los precios fundamentalmente”, argumentan las mismas voces.

Año 2023

Será en 2023 cuando el precio del mercado mayorista baje su precio y, por fin, los españoles podamos respirar. Los futuros se pagan a 79 euros, un 40% menos que lo que se van a pagar en 2022. 

Para el año 2024 , los futuros aún son más halagüeños y el precio por megavatio a la hora tiene un coste de 62 euros, casi una tercera parte de lo que se está pagando en estos momentos. Los analistas consultados explican que esto es consecuencia de “los planes de futuro de las grandes eléctricas por el uso de las renovables, que abaratarán la electricidad siempre que se acometan las inversiones esperadas”.

Te puede interesar

Comentar ()