Economía ENTREVISTA | José Luis Cortés, presidente de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA)

"La alta densidad de población y vivienda en las ciudades están generando problemas psíquicos"

Madrid acogerá en 2022 un encuentro mundial para debatir sobre la problemática del acceso a la vivienda con cientos de expertos de todos los ámbitos

Un edificio en construcción en Madrid.

Un edificio en construcción en Madrid. EP

«Las altas densidades de población en algunos barrios son tan fuertes y los espacios mínimos de vivienda son tan críticos que provocan muchos problemas psíquicos en la gente que no se pueden medir porque son intangibles». Es una de las reflexiones que hace José Luis Cortés, presidente de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA), como aperitivo del encuentro que reunirá en Madrid del 18 al 20 de mayo a expertos de todo tipo para debatir sobre el acceso a la vivienda.

La capital española reunirá en mayo a referentes de la arquitectura, la ingeniería, la economía, el urbanismo, el medio ambiente, la sociología, el diseño y el arte para intercambiar impresiones sobre las dificultades que en pleno siglo XXI sigue habiendo para acceder a un derecho básico universal que se ve condicionado por multitud de factores sociales, políticos y económicos.

La crisis sanitaria, dice Cortés, ha cambiado nuestra concepción de la vivienda. La irrupción del teletrabajo a raíz del confinamiento implica repensar la forma en la que se diseñan los hogares. «Para todos los estratos socioeconómicos, en el futuro ya no se puede concebir la vivienda igual que en el pasado», remarca.

Entre las barreras de acceso a la vivienda cita la especulación con el suelo que empuja a grandes poblaciones a vivir alejados de los núcleos urbanos; también al componente financiero que impide a mucha gente acceder a un crédito accesible.

La brecha entre lo que lo que los ciudadanos pueden pagar con sus salarios y lo que ofrece el mercado no ha parado de crecer en las grandes ciudades, donde los precios se han disparado muy por encima de los ingresos. Y no sólo en el ámbito de la compra, sino también del alquiler.

«En lugares donde no hay seguridad social, la vivienda se convierte en un bien vital cuando te quedas sin empleo», enfatiza Cortés. Además, asegura que los inversores inmobiliarios rechazan construir para vivienda en alquiler «porque no tienen la seguridad de que el inquilino vaya a salir de la misma si no paga».

En algunas ciudades del mundo, los trámites administrativos son tan complejos que la gente vive fuera de la legalidad simplemente por el trabajo que cuesta regularizar los terrenos y obtener permisos de construcción.

El cónclave -que se celebrará de forma híbrida- está organizado por la Unión Internacional de Arquitectos (UIA), el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM). Además, tendrá un fuerte respaldo público tanto por parte del Gobierno central como de la la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital.

La cita tendrá lugar en un contexto donde aún estará en tramitación la nueva Ley estatal de Vivienda que genera el recelo de la patronal de la construcción y de los promotores inmobiliarios. Por su parte, las Comunidades y los consistorios tienen que hacer frente a las nuevas formas de vivienda del siglo XXI, donde el marco regulatorio no está aún definido y da lugar a situaciones de inseguridad jurídica que ahuyentan la inversión.

Por su parte, buena parte de los fondos europeos de recuperación tienen como destino la vivienda. Sobre todo para programas de rehabilitación y de mejora de la eficiencia energética de los inmuebles.

Entre otras cosas, la cita de Madrid servirá para abordar el uso de nuevos materiales para la construcción de viviendas y el tratamiento de los residuos para reducir el desperdicio de materiales de las edificaciones. En el foro que se celebrará en la capital bajo el lema Affordable Housing Activation: Removing Barriers (AHA Madrid 2022), tratarán de aprender experiencias de construcción que han triunfado en algunos países para aplicarlas en otros.

«Vamos a tener exposiciones de muchas realidades de distintos estratos socioeconómicos en diversas partes del mundo y el intercambio va a ser muy relevante para los arquitectos», concluye.

Te puede interesar

Comentar ()