Economía | Empresas

Medio millón de clientes de Endesa, Iberdrola y Naturgy se cambian de tarifa por la crisis en tres meses

Endesa, Iberdrola y Naturgy siguen perdiendo clientes

Imagen de una bombilla con una factura de la luz

Europa Press

Los españoles prefieren no tener que mirar todos los días el precio de la luz en plena histeria energética. O, al menos, eso se extrae de los datos de los últimos tres meses a los que ha tenido acceso este periódico en cuanto a cambio de tarifa se refiere. Desde que el mercado mayorista eléctrico batiese récords en verano, que luego han sido batidos durante las últimas semanas, los clientes que han contratado la tarifa libre (empresa y usuario negocian un precio fijo del kw a la hora) no ha dejado de crecer.

De acuerdo a las cifras consultadas por El Independiente, casi medio millón de clientes de Endesa, Iberdrola y Naturgy han decidido modificar su tarifa, pasando de la regulada o PVPC (aquella que varía dependiendo de los vaivenes del mercado mayorista del pool) a la libre. En concreto, desde finales de verano hasta principios de diciembre se han cambiado 445.000 contratos. Una cifra, que de acuerdo a fuentes del sector, se incrementa considerablemente ya que “mes a mes las pequeñas comercializadoras siguen robando usuarios a las filiales de las grandes corporaciones”. 

Fuentes del sector narran que el cambio de la tarifa regulada a la libre es ventajosa para las compañías porque, simplemente, se vende energía a largo plazo ya que “casi todos los contratos de este tipo tienen una permanencia obligatoria”. “Al firmar este tipo de tarifas las empresas no tienen que acudir al mercado mayorista diario y, en épocas de tensión como la actual, el consumidor no está sometido a la volatilidad”, remarcan.

De hecho, los datos aportados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) apuntalan esta teoría. Si bien es cierto que aún no incluyen los cambios en plena crisis eléctrica, el último informe del regulador señala que los cuatro comercializadores con mayores cuotas en el sector eléctrico redujeron en más de ocho puntos porcentuales la cuota de clientes del mercado libre. 

La tasa anual de cambios de comercializador en el sector eléctrico en 2020 fue del 12,5%, lo que supuso 3,7 millones de cambios. Por segmentos, las tasas fueron: 12,1% en el sector doméstico, 25,9% en el sector de las pymes y 23,3% en el industrial. La oferta que se ofrece a los clientes cada vez es mayor y basta con echar un vistazo en el comparador de la propia CNMC para comprobarlo. En la actualidad hay más de cuarenta comercializadoras que ofrecen una medida personalizada y con unos precios dispares. 

Endesa lidera los cambios

Pero volviendo al cambio de contrato en los últimos meses, la comercializadora de Endesa ha sido la que más facturas ha pasado de la regulada a la libre. En concreto, según los datos a los que ha tenido acceso El Independiente, hasta 245.000 clientes se han pasado de tarifa en los últimos meses. La empresa dirigida por José Bogas lidera estos cambios. 

Iberdrola y Naturgy, por su parte, han cambiado a 100.000 clientes cada una de la tarifa regulada a la tarifa libre ante la escalada de los precios en el mercado mayorista de la electricidad que ha llegado a sufrir incrementos de hasta el 600%. 

Ofertas agresivas

¿Y cómo lo han conseguido? Iberdrola, Endesa y Naturgy se apresuraron en lanzar diferentes promociones como es el caso de las tarifas planas o descuentos durante varios meses por hacer portabilidad. 

Naturgy, por ejemplo, ofrece desde el verano como principal reclamo la tarifa Zen, que calcula una “cuota personalizada” teniendo en cuenta el consumo de los últimos 12 meses. Dicha oferta no cambia la cuota durante todo el año aunque siempre y cuando se “realice un consumo responsable” y no se supere “el consumo realizado del año anterior en más de un 30% en electricidad o 50% en gas”.

Endesa e Iberdrola, por su parte, copiaron una estrategia similar a la que han realizado las telecos en la vuelta al fútbol y regalan hasta 120 euros por contratar sus servicios en gas y luz y sujeto a unos precios fijados en la potencia contratada y en el precio del kilovatio. No obstante, esta cantidad es un descuento de 10 euros al mes que se va descontando en cada recibo.

A pesar de las nuevas altas en el mercado libre, Rubén Sánchez, portavoz de Facua, alerta de este tipo de cambios. El experto narra que, a pesar de que en algunos casos hay tarifas que resultan “más baratas a corto plazo en el mercado libre, en el medio plazo son más caras que acogerse a la tarifa PVPC”. 

Además, explica que las propias comercializadoras buscan que los clientes se pasen a la tarifa libre puesto “que los precios se marcan desde las propias compañías” y en épocas donde la factura eléctrica no vive momentos de estrés como los actuales “los precios por kilovatio suelen ser muy elevados”.

Pérdida de clientes

Como se subrayaba anteriormente, la fuga de clientes para las tres grandes comercializadoras es notable y entre Iberdrola, Endesa y Naturgy han perdido más de un millón de clientes en apenas tres años, según los datos de la CNMC. 

Endesa es la empresa que más usuarios ha perdido con un total de 786.000 clientes, lo que representa un 7,5% menos. Iberdrola, por su parte, dejó en el camino 168.000 usuarios en el último trienio. Por su parte, Naturgy, tiene en su cartera 164.000 contratos menos que hace tres años.

Las comercializadoras independientes han sido las grandes beneficiadas y la filial de Repsol (que fue adquirida por Viesgo), Feníe, Audax, Holaluz, Aldro, Flip, Som Energía, Factor Energía han ganado más de un millón de clientes.

Te puede interesar

Comentar ()