Economía | Empresas

Telefónica tardará siete años en recuperar el coste de sus 3.000 bajas

La compañía de telecomunicaciones tendrá que hacer un desembolso de 1.600 millones de euros

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, posa junto al nuevo logo.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, posa junto al nuevo logo. EP

Telefónica ya trabaja en la planificación de las salidas que se producirán tras firmar con los sindicatos un plan de bajas que afectará a 2.983 personas. CCOO y UGT sellaron un pacto con la empresa de telecomunicaciones en el que se establecen las bases para que la compañía pueda adelgazar su plantilla en España.

La empresa cifró en 1.500 millones de euros el coste total que tendrá que afrontar por la salida de este personal en su filial española. No obstante, Telefónica comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la marcha de esta parte de la plantilla supondrá unos ahorros de unos 230 millones de euros. Así, la empresa liderada por José María Álvarez-Pallete tardará casi siete años en recuperar los costes de su plan de salidas firmado este diciembre pasado.

Estas cifras son inferiores a los costes que tuvo que enfrentarse la compañía en el anterior plan de salidas incentivadas (PSI) en 2019. En aquel PSI, dejaron su puesto de trabajo 2.636 trabajadores y el coste medio por empleado se situó en 603.000 euros. En el actual, el coste por trabajador es de 502.000 euros. Fuentes de la compañía explican que estas cifras se deben a que las condiciones no son tan óptimas como el anterior acuerdo y que, además, “los salarios son inferiores a los de hace tres años”. 

A partir de febrero

En este sentido, fuentes de la compañía recalcan a este periódico que las primeras bajas se producirán a partir del mes de febrero y se prolongarán a lo largo del año hasta llegar a las 2.983 anteriormente citadas. El plan de salidas se dirige a mayores de 54 años de todas las direcciones de la empresa.

En el caso de las posiciones de Coordinador, Jefe y Gerente podrán adherirse al plan de suspensión individual el 100% de este colectivo (214 personas), mientras que en las unidades críticas se pueden apuntar como mucho un 38% (483 personas) y en las unidades no críticas un máximo del 75% (2.286).

Entre los beneficios, la empresa abonará un 68% del salario íntegro hasta que cumplan los 65 años a los nacidos en 1.967 y un 65% del salario para los nacidos con anterioridad. Además, cotizará por ellos a la Seguridad Social hasta esa edad y les sufragará el seguro médico. También mantendrán las aportaciones al plan de pensiones, con la obligación de que el trabajador aporte también su parte.

Para acometer los pagos, Telefónica tirará de sus provisiones durante estos casi siete años en los que la compañía tendrá que indemnizar a los trabajadores que se han acogido al plan de bajas. De acuerdo a las cuentas depositadas ante la CNMV, la compañía destinó hasta septiembre 657 millones de euros en este tipo de acuerdos con los empleados en lo que va de año, casi 30 millones menos que en el mismo período del año anterior.

Un 60% menos

De acometer la reestructuración en nuestro país, Telefónica podría verse con un adelgazamiento de plantilla de hasta el 60% en apenas un lustro. Según el informe consolidado depositado ante la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) en 2015, la cotizada española tenía a sueldo a 38.130 personas y en 2022, a falta de confirmarse el PSI y los datos consolidados de este presente año, podría bajar por primera vez en lo que va de siglo de los 20.000.

Trimestre a trimestre, la compañía ha perdido masa laboral debido, principalmente, a los ajustes. A finales del 2018, la empresa tenía una plantilla en nuestro país de 25.474 personas. Fue el paso del 2018 al 2019 cuando más bajas se notificaron ya que, concretamente, se produjeron 2.383.

Para explicar estos datos las fuentes consultadas indican que se debe al plan general que se inició, precisamente, en 2019 y que ofreció unos resultados esperados debido a las “buenas condiciones que se prestaban a los empleados” de Telefónica España.

Te puede interesar

Comentar ()