Economía

El consorcio Shyne que lidera Repsol invertirá 3.000 millones en expandir el hidrogeno verde

El consejero delegado de la compañía, Josu Jon Imaz, ha anunciado que el consorcio que agrupa a una treintena de empresas destinará esos recursos al desarrollo de proyectos con esta fuente de energía limpia en una decena de comunidades autónomas.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz.

El consorcio español Shyne de impulso al hidrógeno renovable, que engloba a 33 empresas de diversos sectores lideradas por Repsol, destinará más de 3.000 millones de euros para el desarrollo de iniciativas sobre esta fuente de energía. El anunció lo ha confirmado el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz. Shyne (Spanish Hydrogen Network) será una realidad «por el momento» en diez comunidades autónomas, con una generación de empleo de más 13.000 puestos, la mayor parte del sector industrial, ha precisado Imaz durante el acto de presentación del consorcio.

Imaz ha añadido que «la tarea importante» del consorcio es «trabajar juntos, unir las capacidades contando con las administraciones sobre todo en el marco regulatorio, identificando y desarrollando oportunidades para aportar valor y sumar a más pequeñas empresas para el objetivo de la descarbonización». «Tenemos que construir rutas para este hidrógeno», ha dicho Imaz en referencia a otros países europeos, y ha añadido sobre esta fuente de energía que «es la mejor solución en un futuro para la industria y el transporte pesado, y complementario para el transporte ligero y para el almacenamiento de energía».

El consorcio Shyne, que aglutina a empresas como Talgo, Scania, Endesa, Alsa, Grupo Celsa, Sidenor, Bosch o Enagas, también se caracteriza por un efecto tractor de pymes, con 40 socios implicados en un proyecto alineado con el Perte para la recuperación y transformación económica.

Desarrollo industrial

En una mesa redonda posterior, el presidente de Enagas, Marcelino Oreja, ha requerido de la Administración para los proyectos sobre hidrógeno renovable «fondos y ayuda en la simplificación de la tramitación administrativa».

El presidente de Talgo, Carlos Palacio, ha apuntado que en marzo la compañía podrá efectuar las pruebas estáticas del tren «Vital One» propulsado con hidrógeno verde, para un mes después, en abril, comenzar las pruebas en itinerario de vía. Palacio ha admitido un retraso en el comienzo de las pruebas dinámicas de este tren, debido a los proveedores y la pandemia, y ha solicitado a ADIF para la prueba sobre vía que facilite la circulación de este tren impulsado por hidrógeno renovable, informa Efe.

La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, ha calificado a Shyne como un «proyecto estratégico que generará desarrollo industrial», y ha apuntado que se trata de «una oportunidad que no se puede perder». Ha destacado la «importancia de diseñar e innovar en España» y se ha comprometido en «trabajar para que España mantenga un liderazgo en el hidrógeno renovable y hacerlo competitivo».

Te puede interesar

Comentar ()